Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Warren Buffet no tomó la decisión de invertir en Apple, según 'The Wall Street Journal'

El carismático inversor octogenario Warren Buffet, conocido como el 'Oráculo de Omaha' y considerado por la revista 'Forbes' como el tercer hombre más rico del mundo, no fue quien adoptó la decisión de adquirir un paquete de 9,8 millones de acciones de Apple, la primera inversión de Berkshire Hathaway en la compañía de la manzana.
Según ha confirmado el propio Buffet a 'The Wall Street Journal', la operación, cuyo importe habría rondado los 1.000 millones de dólares (877 millones de euros), fue decidida por Todd Combs y Ted Weschler, dos de los lugartenientes del 'Oráculo'.
Combs y Weschler, antiguos gestores de fondos, se incorporaron en 2012 al equipo inversor de Berkshire Hathaway, donde cada uno gestiona carteras valoradas en unos 9.000 millones de dólares (7.895 millones de euros), aunque se cree que podrían asumir la gestión de todo el vehículo inversor cuando Buffet deje de estar al frente.
Buffet, famoso por su aversión a las acciones de compañías tecnológicas, nunca ha ocultado que las posiciones más pequeñas de Berkshire Hathaway corresponden a estos dos gestores y confirmó al rotativo de referencia de Wall Street que la compra de acciones de Apple también fue decisión de uno de sus lugartenientes, aunque no precisó de cuál de los dos.
El debut de Berkshire Hathaway como accionista de Apple se ha producido en un primer trimestre en el que los títulos de la compañía dirigida por Tim Cook cotizaron gran parte del periodo en torno a 95 dólares y ha coincidido con la salida del accionariado de la multinacional de inversores como Carl Icahn y David Tepper.