Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Yellen asegura estar muy preocupada por el aumento de la desigualdad en Estados Unidos

La presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), Janet Yellen, ha afirmado estar muy preocupada por el aumento de la desigualdad en Estados Unidos, pero cree que existen oportunidades "significativas" para mejor la calidad de vida de los ciudadanos.
"El alcance y el continuado incremento de la desigualdad en Estados Unidos me preocupan mucho", afirmó Yellen en una conferencia sobre desigualdad y oportunidades económicas organizada por la Reserva Federal de Boston.
En este sentido, remarcó que en las últimas décadas se ha registrado el aumento más sostenido de la desigualdad desde el siglo XIX después de más de 40 años de reducción de la misma tras la 'Gran Depresión'.
De hecho, asegura que la desigualdad de ingresos y riqueza están en sus niveles más elevados de los últimos cien años, que son mucho más que la media de este periodo y probablemente superiores a los registrados en la historia anterior de EStados Unidos.
La presidenta de la Fed subrayó que no es un secreto que el aumento de la desigualdad en las últimas décadas se puede resumir como una significativa mejora de los ingresos y la riqueza de los más ricos y un estancamiento de la calidad de vida de la mayoría.
"Creo que es adecuado que nos preguntemos si esta tendencia es compatible con los valores arraigados en la historia de nuestro país, entre ellos la elevada importancia que los estadounidenses le han dado tradicionalmente a la igualdad de oportunidades", insistió.
Pese a todo ello, Yellen cree que existen "significativas fuentes" que presentan oportunidades para que los ciudadanos y sus familias mejoren su situación económica.
En concreto, apuntó que, además de los activos financieros o inmobiliarios, la propiedad de negocios privados es una fuente significativa de riqueza y puede presentar una oportunidad para muchos hogares de mejorar su situación económica y su posición en la distribución de la riqueza.