Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero anuncia la reducción del sueldo de los funcionarios y el fin del cheque bebé

El presidente del Gobierno ha acudido al Congreso para explicar los planes del Ejecutivo para recortar el déficit público. Así, Zapatero ha anunciado la reducción del sueldo de los funcionarios en cinco puntos para este mismo año así como la eliminación del cheque bebé a partir del 1 de enero de 2011. Según ha mantenido, estas medidas son "imprescindibles" y "necesarias" para alcanzar la comprometida reducción. Además, ha dejado la puerta abierta a nuevas medidas fiscales como la subida de impuestos. Por su parte, el líder de la oposión, que ha tildado las iniciativas de "improvisadas e injustas" ha pedido la supresión de la vicepresidenta tercera del Gobierno así como la fusión de los ministerios de Vivienda e Igualdad y la integración de los departamentos de Cultura y Educación y Trabajo y Sanidad. Zapatero ha convocado a los sindicatos este jueves en Moncloa para explicarles estas medidas.
Zapatero ha señalado que habrá una reducción de las retribuciones del personal del sector público en un 5% de media en 2010, que se congelarán en 2011, se eliminará la prestación por nacimiento de 2.500 euros a partir de 2011 y se rebajarán los salarios de los miembros del Gobierno en un 15%.
El presidente igualmente ha adelantado que también se suspenderá para 2011 la revalorización de las pensiones, excluyendo las no contributivas y las pensiones mínimas y la eliminación del régimen transitorio para la jubilación parcial que se aprobó en 2007.
Además, el jefe del Ejecutivo ha anunciado una reducción de 6.045 millones de euros en la inversión pública estatal entre 2010 y 2011 y un recorte de 600 millones en la ayuda oficial al desarrollo en el mismo periodo. Por otro lado, se eliminará la retroactividad en la aplicación de la ley de dependencia, con una reforma en la que se establecerá un tiempo máximo de seis meses para la resolución de las solicitudes.
Por último, Zapatero ha anunciado los planes para reducir el gasto farmacéutico logrando un consumo de medicamentos más eficiente y vinculado a las necesidades reales de los pacientes.
Medidas "imprescindibles"
El presidente del Gobierno ha admitido que muchos ciudadanos "podrán no entender las nuevas medidas" cuando ya hay "signos de recuperación", aunque ha asegurado que son "imprescindibles" para llevar a cabo la reducción del déficit y procuran ser lo "más equitativas posibles" para cumplir los compromisos.
El jefe del Ejecutivo ha reconocido igualmente que para el Gobierno "no es fácil" tomar medidas de este tipo, "pero estamos convencidos de su necesidad". Por ello, ha pedido un "esfuerzo nacional considerable". Además, ha reconocido que la batería de medidas "afectarán transitoriamente al crecimiento" de la economía española.
Rajoy pide la supresión de Ministerios
Por su parte, el líder de la oposición, Mariano Rajoy, ha asegurado que "gobernar es algo más que gastar dinero" al tiempo que ha sentenciado que "se acabó el descontrole de nuestra deuda pública". Por ello, el presidente del PP ha "lamentado" que "tengan que venir desde fuera a decir lo que tenemos que hacer".
Así, ha instado a Zapatero a que suprima la vicepresidencia tercera del Gobierno, fusione los Ministerios Igualdad y Vivienda, el de Educación y Cultura y el de Trabajo y Sanidad. Asímismo ha pedido el recorte, entre otras subvenciones, de las que se dan a organizaciones empresariales, sindicales y políticas.
Además, Rajoy ha calificado las medidas presentadas de "injustas e improvisadas", al tiempo que ha mantenidos que se trata del "mayor recorte de derechos sociales de la historia".
Zapatero quiere "coherencia" y "responsabilidad"
En su turno de réplica, el presidente del Gobierno ha arremetido contra Rajoy al que le ha pedido "no por mí, sino por España" que "diga alguna vez que este es un país solvente y fuerte" y que "no hable tanto ni que nos compare con Grecia". "Debemos trasladar una imagen de solvencia y de respeto, justo lo contrario a los populares", ha mantenido.
Además, ha comentado que "Rajoy tiene la tendencia de hacer como los malos defensas: olvidarse de la pelota e ir sólo contra los que están jugando" al tiempo que ha señalado que la política del PP es la del "nunca, nada, jamás". Así, Zapatero le ha pedido "coherencia" y "responsabilidad" para acelerar la reducción del déficit.
Posible subida de impuestos
Por otra parte, Zapatero ha señalado que el Gobierno no descarta estudiar nuevas medidas fiscales, como una posible subida de impuestos. Así, ha señalado que el Gobierno es "plenamente sensible" en el reparto de los esfuerzos por lo que los que más capacidad tienen deben hacer un esfuerzo "mayor". EPF