Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero retrasa sus vacaciones para seguir la evolución de los indicadores económicos

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha retrasado este martes su salida al parque natural de Doñana, donde tiene previsto pasar unos días de vacaciones, para seguir más de cerca desde el Palacio de la Moncloa los últimos datos de los indicadores económicos, ante el aumento de la prima de riesgo por encima de los 400 puntos básicos.
Zapatero tenía previsto salir a primera hora de la mañana de este martes con destino al Parque Nacional de Doñana para pasar unos días de descanso, pero ha retrasado unas horas el viaje con motivo de los últimos datos económicos sobre la prima de riesgo española.

El presidente está en contacto permanente con la vicepresidenta económica, Elena Salgado, y el equipo económico del Gobierno (integrado, además de por Economía por los titulares de Fomento, Industria, Trabajo) mantiene contacto periódico con sus homólogos europeos, sobre todo los de Alemania, Francia e Italia.

Los expertos de estos gobiernos coinciden en que a . No obstante, los expertos económicos recuerdan que agosto es un mes en el que se hacen un número reducido de operaciones financieras, y la situación es "extremadamente volátil", por lo que consideran necesario poner "cierta perspectiva" para hacer una "valoración rigurosa", informaron a Europa Press en fuentes de Moncloa.

La prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a sus homólogos alemanes ha marcado un nuevo máximo desde la introducción del euro al superar los 400 puntos básicos ante la incertidumbre por la recuperación de la economía de EEUU y su capacidad para mantener su máxima nota crediticia, así como por las persistentes dificultades de los países de la periferia del euros.

En concreto, los bonos españoles a diez años ofrecían en la apertura de los mercados del Viejo Continente un rendimiento del 6,444%, lo que implicaba un diferencial respecto al 'bund' de 407 puntos básicos.

  la difícil situación de Grecia, Irlanda y Portugal se le añade otro factor de incertidumbre, que es la mala acogida delacuerdo en Estados Unidos para elevar el techo de gasto