Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zelaya pide al G-20 crear mandatos para cumplir los compromisos de cooperación

El presidente de Honduras, Manuel Zelaya, afirmó hoy que el G-20 debe crear mandatos para que los países industrializados cumplan sus compromisos de cooperación, durante una conferencia dictada en el XI Encuentro sobre Globalización que tiene lugar en La Habana.
Zelaya también aprovechó la conferencia para recordar que su país condena el bloqueo económico de Estados Unidos contra Cuba "por absurdo e injusto", en la misma línea de ocho presidentes latinoamericanos que han visitado Cuba en lo que va de año.
"El G-20, que se reunirá en abril en Londres, deberá crear nuevos mandatos para el consenso de los países industrializados de respetar el medio ambiente y los recursos y también cumplir los compromisos de cooperación con los países subdesarrollados", dijo Zelaya en su disertación, titulada "Ajustes obligados a la globalización".
El presidente hondureño llegó a La Habana el lunes para una visita a la isla de menos de 48 horas y tiene previsto reunirse con el presidente cubano, Raúl Castro, y otros dirigentes del país.
Hasta el momento no se ha informado oficialmente de que el encuentro de los dos presidentes se haya producido.
El gobernante hondureño, que llegó al foro sobre globalización acompañado por el primer vicepresidente cubano, José Machado Ventura, afirmó que en la discusión sobre la crisis mundial deben participar de forma "igualitaria" todos los países y abogó, además, por una reestructuración del orden económico global.
En su opinión, la globalización "está herida de muerte", porque la "crisis produce recesión en casi todos los países, desempleo, pobreza, desigualdad, inequidad y más formas de dependencia en las relaciones sociales y en las relaciones internacionales comerciales".
Zelaya denunció "las ambiciones desmedidas y la indecencia de los banqueros de Wall Street", e indicó que "el modelo neoliberal ha fracasado, como fracasaron las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional".
El gobernante centroamericano abogó por el "fundamentalismo de la ética y el fundamentalismo de la moral social, del humanismo en nuestra forma de concebir los sistemas económicos, sociales, culturales".
"Si los mercados financieros son inestables y fluctuantes, como en efecto lo son, entonces demandan estudiarlos y ponerles correcciones y esta tarea de controlarlos y supervisarlos corresponde al estado y a la sociedad", dijo.