Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zinkia (Pocoyó) convoca la asamblea de obligacionistas para el 16 de mayo

El consejo de administración de Zinkia, la productora de Pocoyó, ha convocado para el 16 de mayo la asamblea general de obligacionistas, según ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
En el orden del día se tratará la situación en la que se encuentra la compañía, se ofrecerá información relativa al procedimiento concursal en el que está inmersa y se informará de aspectos relevantes para los obligacionistas. Además, también figura la adhesión a la propuesta anticipada de convenio elaborada por la sociedad.
La asamblea tendrá lugar en Madrid en el Hotel Lusso Infantas a las 12.00 horas en primera convocatoria, y a la misma hora y en el mismo lugar el 17 de junio, en segunda convocatoria, previéndose su celebración en segunda convocatoria.
La productora de Pocoyó ha elevado de nuevo la desviación presupuestaria para la cifra de negocio de 2013 al estimar una reducción de los ingresos del 45%.
En concreto, la compañía, que ya reconoció una desviación de más del 10% para el ejercicio 2013 y posteriormente del 41%, sitúa el total de la cifra de negocio en 11,82 millones de euros, frente a unos ingresos estimados de 21,45 millones de euros.
La principal diferencia se concentra en la venta y concesión de licencias, con una desviación del 87%, al pasar de unos ingresos en 2013 de 1,49 millones de euros, frente a los 11,85 millones de euros estimados en sus proyecciones.
De esta forma, Zinkia reduciría sus ventas un 17% respecto a 2012, cuando ingresó 14,25 millones de euros, aunque la compañía precisa que sin tener en cuenta el efecto del contrato firmado en 2012 para la licencia de 'Diapers' en Estados Unidos, se incrementarían un 20% sobre los 8,3 millones de euros de 2012 (sin 'Diapers').
La compañía, inmersa en el concurso de acreedores, ha afirmado que la actividad comercial se ha visto afectada debido a las "difíciles" circunstancias que la matriz del grupo ha tenido que afrontar en 2013, aunque ha destacado que se han firmado acuerdos "importantes" que permiten ser optimista sobre el crecimiento internacional del negocio y que sientan las bases de las futuras ventas en cada una de las líneas de generación de ingresos.