Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las acciones de Ebioss se hunden un 29% pese a negar "haber inflado" los números de TNL

Las acciones de Ebioss cerraron con una caída de casi el 29% en Bolsa ante las dudas sobre los datos que ofreció la compañía al mercado sobre TNL, grupo portugués del que adquirió el 51% el pasado mes de junio.
En concreto, los títulos del grupo, que cotiza en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), lideraron los descensos en el mercado español en la jornada, dejándose un 28,7% y cayendo hasta los 1,54 euros.
El analista de XTB Joaquín Robles explicó a Europa Press que "habrá que guardar prudencia" respecto a Ebioss, porque no se conocen datos oficiales, aunque subrayó que "las sospechas están aumentando después de ver el descenso de casi un 25% durante la jornada de hoy".
Además, este asunto ha vuelto a contagiar al MAB, un mercado ya castigado por el 'caso Gowex' que saltó a principios del pasado mes de julio, y trasladó las dudas de los inversores a otros valores.
Así, junto a Ebioss, destacaron los descensos de valores del MAB como Catenon, que se dejó un 8,94% en la jornada, Carbures (-6,02%) o Neuron, que cedió un 4,27%.
A este respecto, Robles indicó que cuando parecía que el MAB "recuperaba la calma" se produce la caída "en picado" de otra empresa de este mercado "con la presunta sombra de otro escándalo financiero".
"Todavía no podemos compararla con Gowex, puesto que a día de hoy no se conocen noticias oficiales, pero por lo acontecido en los últimos meses el panorama no invita al optimismo", añadió.
REFLEJA "LA REALIDAD DE LOS DATOS".
El grupo industrial de ingeniería, con sede social en Bulgaria pero que cuenta con capital mayoritariamente español, no pudo escapar del castigo del mercado a pesar de que a primera hora de la mañana negó "tajantemente haber inflado" los números de TNL y subrayó que había reflejado "en todo momento la realidad de los datos históricos" de la compañía.
En un hecho relevante remitido al MAB, Ebioss subrayó que los datos de facturación de los tres últimos ejercicios de TNL ascienden a los 25,1 millones de euros (13 millones en 2011, 9,6 millones en 2012 y 2,5 millones en 2013) que ya comunicó en el momento de la operación.
Según 'El Confidencial', la compañía habría inflado los números de TNL al señalar que su facturación media ascendió a ocho millones de euros en los últimos tres años, cuando realmente en este periodo sus ingresos cayeron un 80%.
En su comunicado, la compañía afirmó que monitoriza "permanentemente" el mercado para analizar oportunidades corporativas con potencial tecnológico o activos muy relevantes que supongan una oportunidad de generación de valor futuro para sus accionistas, como ha sido en el caso de TNL o de Sorgenia Bioenergy anteriormente.
Además, ratificó los fundamentos y expectativas por los que entró en el capital de TNL, destacando que le da acceso a una tecnología que se complementa con la suya, así como a un posicionamiento comercial que le aporta presencia en mercados donde no la tenía, como Portugal o Brasil, expandiendo, además su negocio en otros países como Emiratos Árabes unidos, entre otros.
GENERA VALOR AL ACCIONISTA.
Asimismo, destacó el interés de la operación "por los atractivos términos en los que se negoció, que generan valor para el accionista desde el primer momento".
A este respecto, señaló que, tras una 'due diligence' coordinada por Baker&Tilly, la séptima auditora internacional en empresas cotizadas, se hizo con el 52,6% de TNL por 1,6 millones de euros, de los cuales 1,555 millones se destinaron a ampliación de capital cuyo objetivo es sanear y reforzar las cuentas de la compañía, cuando el valor nominal de la totalidad de las acciones de la firma es de 7,55 millones de euros.
Por otra parte, subrayó que, en lo que respecta a los datos sobre TNL, el cómputo de más de 5.000 contenedores de residuos es correcto, instalados en 2.477 equipos.
El pasado mes de junio, Ebioss Energy llegó a un acuerdo para adquirir una participación del 51% en la portuguesa TNL, líder en la fabricación de contenedores de residuo sólido urbano (RSU) y en sistema de recogida inteligente.
Con sede en Oporto (Portugal), TNL está presente en tres continentes y tiene presencia, entre otros países, en Portugal, España, Canadá, Brasil, Sudáfrica y los Emiratos Árabes Unidos.
Entonces, Ebioss indicó que la firma portuguesa había instalado hasta la fecha más de 5.000 unidades de recogida de residuos en 150 ciudades de todo el mundo, la última de ellas en la ciudad española de Bilbao, y que su facturación media en los últimos tres años se situaba en torno a los ocho millones de euros.