Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los accionistas del Santander aprueban una ampliación de capital de 1.000 millones de euros

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín se dirige a los accionistas durante la celebración de la Junta General de esta entidad, que se ha celebrado hoy en el Palacio de Exposiciones de la capital cántabra. EFEtelecinco.es
Los accionistas del Grupo Santander aprobaron hoy en la Junta General Ordinaria una ampliación de capital de 1.000 millones de euros, que servirá para atender a las peticiones de aquellos que opten por cobrar en acciones uno de los dividendos de 2009.
La entidad que preside Emilio Botín anunció el mes pasado que ofrecería a sus accionistas la posibilidad de cobrar en acciones nuevas exentas de tributación el segundo de los cuatro dividendos que reparte al año, para lo que ampliará capital por importe de 1.000 millones de euros con cargo a reservas.
Asimismo, los accionistas del primer grupo financiero de España dieron el visto bueno al dividendo correspondiente a 2008, que asciende a 0,6325 euros brutos por título, con cargo al beneficio de 2008, que fue de 8.876 millones de euros y que la entidad tiene previsto repetir este año.
El presidente del Santander, Emilio Botín, anunció durante su discurso ante los accionistas que la entidad pagará el 1 de agosto el primer dividendo a cuenta de los resultados de 2009, que tendrá una cuantía bruta de 0,13 euros por título, lo que supone repetir el primer dividendo a cuenta del año anterior.
Los accionistas del Santander aprobaron todos los puntos del orden del día de la reunión, entre ellos las cuentas anuales de 2008, así como las retribuciones del Consejo de Administración del banco.
Además, autorizaron la reelección como consejeros para otros cinco años del vicepresidente de la entidad, Matías Rodríguez Inciarte, Manuel Soto Serrano, Guillermo de la Dehesa Romero y Abel Matutes Juan.
También dieron luz verde a un plan de incentivos para los empleados del Abbey National y otras sociedades del grupo en el Reino Unido, por el que se les entregarán opciones sobre acciones del banco.
El Santander también obtuvo permiso de sus accionistas para adquirir acciones propias y para emitir valores de renta fija o títulos de deuda como cédulas o pagarés.
También recibió la aprobación de los asistentes a la Junta la Memoria de la entidad correspondiente al pasado ejercicio, así como el informe de gestión social.