Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La actividad concursal desciende un 26% en 2015 y se sitúa a niveles de 2009, según PwC

El número de concursos de empresas publicados en España durante 2015 descendió un 26% en 2015 y se situó en los niveles del año 2009, con 4.777 insolvencias, según el baremo concursal 2015 elaborado por PwC a partir de los datos publicados en el Boletín Oficial del Estado (BOE).
En el tercer trimestre del año, la actividad concursal cayó un 22% y pasó de los 1.651 concursos registrados el mismo trimestre de 2014 a los 1.290 concursos de 2015. Con esta cifra, España acumula ya nueve trimestres consecutivos de caída.
Según el socio responsable de Reestructuraciones de PwC, Enrique Bujidos, las cifras de 2015 confirman el cambio de tendencia en la actividad concursal que se inició en el último trimestre de 2013. "Las cifras del año que acabamos de cerrar se asemejan a las de 2009 y ya se sitúan muy lejos de las de 2013, cuando se alcanzó el mayor pico de la serie histórica con más de 9.000 concursos", señala.
Por comunidades autónomas, Cataluña, Madrid y la Comunidad Valenciana fueron las regiones con mayor actividad concursal el año pasado y aglutinaron la mitad (51%) del total de concursos publicados durante el 2015, con tasas del 20%, 15% y 16%, respectivamente. A continuación se situaron Andalucía (12%), País Vasco (7%) y Galicia (6%).
Pese a estas cifras, en todas estas comunidades se registraron menos concursos que en 2014, con descensos de un 29% en Cataluña y Madrid y de un 14% en la Comunidad Valenciana. De hecho, Navarra fue la única comunidad autónoma en la que los concursos de acreedores crecieron en 2015, con un incremento de un 5% en comparación con 2014.
Respecto a la distribución por sectores, el de los servicios fue el que más concursos aglutinó (1.195) y, aunque el número de empresas en concurso en este sector descendió un 16% el pasado año, su actividad concursal continuó ganando peso porcentual, ya que pasó de suponer un 15% del total en 2012 a representar un 25% en 2015.
Por su parte, dos de los sectores que históricamente han registrado mayor actividad -el de la construcción y el inmobiliario- mantuvieron su relevancia respecto del total. Entre los dos aglutinaron el 33% de los concursos publicados en España (16% y 17%, respectivamente) aunque en 2015 experimentaron descensos del 31% y el 25%, respectivamente, en línea con la caída general de concursos, que no aumentaron en ningún sector.
CONCURSOS POR TAMAÑO
En cuanto al tamaño de las empresas en concurso, el 63% fueron de compañías con un activo inferior a 2 millones de euros, mientras que el peso del resto de empresas con un activo mayor disminuyó ligeramente en peso porcentual. Además, el documento destaca la reducción del 63% (59 concursos menos) en 2015 de las empresas con un activo entre 30 y 50 millones de euros.
Igualmente, el promedio de valor del activo de las empresas en concursos en 2015 también disminuyó, al pasar de 4,9 millones de euros en 2014 a 3,8 millones en 2015, lo que supuso una caída del 21% en el tamaño promedio del activo.
Por último, las empresas con plantillas de hasta 50 empleados fueron las que se vieron más afectadas por las quiebras empresariales en este periodo (70%), mientras que el menor porcentaje lo tuvieron aquellas con hasta 250 empleados, con el 4% del total.