Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La actividad de las empresas de la eurozona se debilita y sugiere crecimiento del 0,3% en tercer trimestre

España e Irlanda, principales focos de crecimiento en la región
La actividad del sector privado de la zona euro experimentó el pasado mes de septiembre su crecimiento más débil de los diez últimos meses, según el índice PMI compuesto elaborado por Markit, que se situó en 52 puntos desde los 52,5 de agosto, lo que sugiere un "modesto" crecimiento del PIB de la eurozona de entre el 0,2% y el 0,3% en el tercer trimestre.
El debilitamiento de la actividad empresarial registrado en septiembre se explica por el crecimiento más débil del sector servicios, cuyo índice PMI bajó a 52,4 puntos desde los 53,1 de agosto, mientras que la expansión del sector manufacturero se ralentizó a 50,3 puntos, frente a los 50,7 del mes anterior.
Una lectura del índice PMI superior a 50 puntos básicos indica expansión de la actividad en el sector privado, mientras que un resultado inferior a este umbral implica contracción.
"El índice PMI sugiere que la economía de la zona euro se mantuvo paralizada en el tercer trimestre. Después de que el PIB se estancase en el segundo trimestre, a juzgar por las lecturas del estudio sólo podemos esperar un modesto incremento del 0,2-0,3% en el tercer trimestre del año, a la vez que se pierde impulso al adentrarnos en el último trimestre del año", declaró Chris Williamson, economista jefe de Markit.
En este sentido, Williamson advirtió de que el debilitamiento de los nuevos pedidos de las empresas detectado en septiembre se tradujo en un estancamiento del empleo y amenaza con volver a retomar la senda de destrucción de puestos de trabajo en los próximos meses si esta falta de demanda persiste.
Asimismo, esta desaceleración de la actividad se corresponde con el agravamiento de la situación en Francia, donde el indicador bajó a su mínima de tres meses en 48,4 puntos, e Italia, donde bajó a 49,5, su peor lectura en diez meses, lo que en ambos casos implica contracción.
Por el contrario, Irlanda y España protagonizan la evolución más positiva de los datos de actividad privada, aunque tanto en Irlanda, con 60 puntos, como en España, con 55,3, el dato del PMI compuesto baja a mínimos de tres meses, mientras en Alemania se registró un repunte a 54,1 puntos, su nivel más alto en dos meses.
Así, el economista jefe de Markit destacó que, aunque es cierto que hay focos de crecimiento como Irlanda y España, así como el sector servicios de Alemania, "la impresión en general es que la economía de la zona euro está luchando contra múltiples problemas", incluyendo la falta de demanda interna en muchos países, la falta de crédito bancario, las sanciones con Rusia y la reticencia de las empresas a expandirse por la incertidumbre del panorama económico.