Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La actividad de la eurozona crece en febrero al menor ritmo en 13 meses y allana el camino al BCE, según PMI

La expansión de la actividad del sector privado de la zona euro se ha moderado en febrero a su ritmo más bajo de los trece últimos meses, según el avance del índice PMI compuesto, que bajó a 52,7 puntos desde los 53,6 del mes anterior, lo que puede suponer un argumento más a favor de una intervención del Banco Central Europeo (BCE) en su reunión del mes de marzo.
A pesar de la ralentización del crecimiento de la actividad del sector privado de la zona euro, el índice PMI compuesto acumula 22 meses consecutivos en terreno expansivo, al superar los 50 puntos. Una lectura inferior a este umbral supone contracción de la actividad.
En concreto, el dato del sector servicios bajó a 53 puntos desde los 53,6 del mes anterior, marcando así si nivel más bajo en 13 meses, mientras que el dato de manufacturas retrocedió a 51 puntos desde los 52,3 de enero, su nivel más bajo en 12 meses.
En cuanto a la evolución de los precios, el estudio elaborado por Markit subraya que "las presiones deflacionistas se han intensificado", puesto que los precios medios cobrados por las empresas han caído a su ritmo más intenso de los últimos doce meses como consecuencia de la competencia para impulsar las ventas.
Asimismo, los autores del informe ponen de relieve la divergencia entre las principales economías de la región, puesto que el dato de Francia ha bajado en febrero a 49,8 puntos desde los 50,2 de enero, su mínimo en 13 meses, mientras en Alemania retrocedió a 53,8 desde 54,5, su peor lectura en siete meses.
"Los desalentadores datos del estudio PMI de febrero aumentan intensamente las probabilidades de que el BCE introduzca estímulos más agresivos en marzo", destacó Chris Williamson, economista jefe de Markit, quien apuntó que los datos aumentan aún más las expectativas de que el BCE "despliegue más medidas de flexibilización cuantitativa y tasas de interés más negativas en su reunión de marzo".
Asimismo, el experto ve probable que el crecimiento económico de la zona euro "se ralentice por debajo del 0,3% en el primer trimestre a menos que se observe una recuperación repentina en marzo, que parece improbable" ante el estancamiento apreciable en Francia y el freno del ímpetu de Alemania como consecuencia de la débil demanda internacional.