Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La actividad manufacturera en España marca máximos de 47 meses en marzo, según PMI

Las señales deflacionarias en el sector manufacturero europeo sugieren la posibilidad de nuevos estímulos por parte del BCE
La actividad del sector manufacturero en España registró en marzo su cuarta mejora mensual consecutiva al alcanzar los 52,8 puntos básicos frente a los 52,5 del mes anterior, según el indicador PMI elaborado por Markit, que alcanza así su nivel más alto en 47 meses.
No obstante, a pesar de los signos de fortaleza en el sector, el nivel de empleo se mantuvo prácticamente sin cambios tras los modestos incrementos observados en los dos meses anteriores.
"Unos aumentos más fuertes, tanto de los nuevos pedidos como de los pedidos pendientes de realización sugieren la posibilidad de que se produzcan nuevos aumentos de la producción a corto plazo", destacó Andrew Harker, economista senior de Markit y autor del informe para España.
En este sentido, el experto señaló que los precios de compra disminuyeron por segunda vez en los últimos tres meses, "poniendo de relieve la continua ausencia de presión inflacionista".
Una lectura del indicador PMI superior a 50 puntos básicos implica expansión de la actividad en el sector, mientras que un dato inferior a este umbral supone contracción.
LIGERA CORRECCIÓN EN LA ZONA EURO.
Por su parte, el dato del PMI manufacturero del conjunto de la zona euro se situó en marzo en 53 puntos básicos, frente a los 53,2 del mes anterior, como consecuencia de la desaceleración observada en Alemania, Austria y Países Bajos, que no fue compensada completamente por el mayor crecimiento de Irlanda, España e Italia.
Asimismo, el dato de actividad manufacturera en Francia volvió a terreno positivo con una lectura de 52,1 puntos, su mejor nivel en 33 meses, aunque, por contra, Grecia volvió a entrar en terreno contractivo con un resultado de 49,7 puntos.
"El sector manufacturero está en camino de dar un impulso significativo a la economía en general en los primeros tres meses del año. El estudio está indicando un aumento del PIB de aproximadamente un 0,5%", apuntó Chis Williamson, economista jefe de Markit.
No obstante, Williamson advierte de que los resultados de la encuesta recuerdan que "una recuperación autosostenible aún no está afianzada y que depende, al menos en parte, de los descuentos de precios para captar ventas".
"Dichas señales deflacionistas seguirán asustando a los responsables de las políticas monetarias y aumentan la posibilidad de nuevos estímulos por parte del BCE", añade.