Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La actividad manufacturera cae por decimoquinto mes consecutivo en España, pese a que se recuperó en julio

El índice PMI de la zona euro registra su peor dato en 37 meses
La actividad del sector manufacturero en España se redujo por decimoquinto mes consecutivo en julio, pese a que mejoró este mes hasta los 42,3 puntos, frente a los 41,1 enteros de junio, según el Índice PMI del sector manufacturero elaborado por Markit, que incide en que se mantiene "un fuerte deterioro de las condiciones empresariales en el sector".
La producción manufacturera española se redujo de nuevo en el séptimo mes del año a un ritmo que siguió siendo considerable, a pesar de haberse ralentizado hasta el más débil en tres meses. Así, el informe añade que las condiciones operativas de los fabricantes españoles continuaron deteriorándose en julio, registrándose nuevas caídas fuertes de los nuevos pedidos, la producción y el empleo
"El último dato del PMI para el sector manufacturero español pone de relieve por qué tanta atención se centra en la economía en estos momentos, a medida que la producción y el empleo siguen sus trayectorias bajistas" indicó Andrew Harker, economista de Markit y autor del informe, quien destacó que la demanda continuó disminuyendo fuertemente y que el mercado laboral siguió siendo la principal victima de las dificultades del sector.
Por el contrario, en el conjunto de la zona euro el índice PMI del sector manufacturero se situó en julio en 44 puntos, por debajo de los 45,1 puntos del mes anterior y su nivel más bajo en 37 meses.
Markit subraya que esta dato indica que la desaceleración del sector manufacturero de la zona euro cobró ímpetu al comienzo del tercer trimestre, ya que los ritmos de contracción de la producción, los nuevos pedidos y el empleo se aceleraron durante julio.