Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La administración concursal propone la venta de Metales Extruidos a una empresa mexicana

La operación ha suscitado el rechazo de los sindicatos
La administración concursal de Metales Extruidos ha presentado ante el Juzgado de lo Mercantil número 1 un informe favorable para la venta a la empresa mexicana Extrusiones Metálicas, decisión que tanto Comisiones Obreras como UGT han rechazado y temen que pueda ser una maniobra para desmantelar la empresa.
Así lo ha explicado en declaraciones a Europa Press el representante de CCOO y extrabajador de Metales Luis Fernández Cañas, quien ha indicado que ahora el Juzgado se tendrá que pronunciar y posteriormente abrirá un plazo de diez días para la presentación de ofertas que mejoren a la actual.
En concreto, la oferta de Extrusiones Metálicas contempla la compra por un importe de once millones de euros, aunque la mayor parte, más del 80 por ciento, iría dirigida al pago de los créditos preferenciales, y sólo contemplaría la contratación de 70 trabajadores, según han explicado fuentes conocedoras de la operación.
De esta forma, la oferta cuenta también con el beneplácito de los bancos acreedores de Metales Extruidos, según CCOO, y dejaría fuera por el momento la presentada por el grupo inversor Gryphus, que tendría un carácter más inversor y que suponía un desembolso de diez millones de euros.
Luis Fernández Cañas ha manifestado el rechazo de Comisiones Obreras a esta oferta, ya que ha recordado que su apuesta "siempre" ha sido el empleo y en este caso se contempla sólo contratar a 70 trabajadores del total de la plantilla (ascendía a 320 empleados en España, 240 en la factoría vallisoletana).
POSIBLE DESMANTELAMIENTO
En este sentido, ha señalado que con este número de trabajadores la fábrica no podría funcionar a pleno rendimiento, por lo que temen que la intención sea iniciar una pequeña actividad para finalmente llevarse parte de la maquinaria con la que cuenta Metales. Algunas fuentes han señalado a la prensa más grande con la que cuenta la fábrica, que podría interesar a la mexicana para entrar a competir en determinados mercados.
En la misma línea se ha manifestado el secretario general de la Federación de Metal, Construcción y Afines de UGT (MCA-UGT) en Castilla y León, Pedro Hojas, quien ha calificado de "vergüenza" esta decisión y ha asegurado que no entiende la actitud de los administradores concursales.
A su juicio, esta es "la peor opción para los trabajadores y para la ciudad", por lo que esperan revertir la situación en el Juzgado, para lo que analizarán las posibilidades para ello junto a Comisiones Obreras.
Hojas ha asegurado que temen "muy mucho" que la factoría se cierre "no tardando mucho" si finalmente se hace efectiva la compra de la empresa por parte de la mexicana, por lo que mirarán "con lupa" que la oferta se ajuste a la legalidad.