Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una de cada 3 adolescentes en España es fumadora, por uno de cada 4 chicos

Una de cada tres adolescentes en España es fumadora, mientras que la cifra en chicos se sitúa en uno de cada cuatro, según ha alertado hoy el Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP), que ha señalado que el consumo de tabaco en los últimos 15 años ha aumentado un 40% entre los adolescentes españoles.
En la presentación de una campaña para concienciar a los jóvenes de las consecuencias del consumo de tabaco, un representante del GECP, el doctor Carlos Camps, ha mostrado su "preocupación" por el "fracaso" de las campañas destinadas a la reducción del consumo, especialmente entre los jóvenes, que "cada vez fuman más".
Así, un 33,3% de las adolescentes consumen habitualmente tabaco, unos datos que superan en casi 10 puntos a los chicos fumadores en la misma franja de edad (23,6%).
"Cuanto más joven se inicie la población en el consumo, más jóvenes serán los futuros enfermos", ha explicado Camps, recordando que una de cada cuatro muertes por cáncer de pulmón ya se produce entre los 35 y los 60 años.
Asimismo, ha subrayado que desde la entrada en vigor de la Ley del Tabaco, la tasa de fumadores adultos ha disminuido un 5%, situándose en un 35%, "atenuación" que ha calificado de "insuficiente", ya que "para que tuviera repercusión, debería ser de más de un 10%".
Pese a estos datos, Camps ha criticado la aceptación del tabaco como algo "admisible socialmente": "La sociedad se muestra intolerante con 5.000 muertos anuales en accidentes de tráfico, pero no con 20.000 muertes por cáncer de pulmón al año".
"La gente está muy concienciada con el cáncer de mama, de cérvix o incluso de colon -ha dicho Camps-, pero no ocurre lo mismo con el de pulmón, ya que siempre fue una enfermedad de personas muy mayores; además, casi no deja supervivientes ni testimonios, solo afectados alrededor que no quieren hablar del tema".
Por esta razón ha abogado por una política de "tolerancia cero", para que la misma sociedad "reconozca este suicidio colectivo", pero mediante campañas que no sean "de autoritarismo", sino desde el "diálogo" y el "convencimiento".
El GECP, formado por 140 hospitales y 260 facultativos, ha impulsado una campaña para combatir esta adicción entre los más jóvenes, mediante un certamen de cortometrajes a través de Internet (cortosdejadefumarya.com), cuyos premiados se remitirán a colegios e institutos.
Bajo el título 'Deja de Fumar Ya', los participantes, a partir de 18 años de edad, podrán presentar sus cortometrajes de un minuto máximo de duración, en el que plasmen "las consecuencias negativas del tabaco, destacando la importancia de dejar de fumar o de no iniciarse en esta adicción", ha detallado el representante de Pierre Fabre, empresa patrocinadora, Salvador Muñoz.
"Queremos llegar a las vías de socialización de los jóvenes, como Internet, y hablar su mismo lenguaje", ha reiterado Muñoz, que ha indicado que los cortos podrán presentarse hasta el 10 de junio, y el ganador recibirá 3.500 euros, además de un premio del público valorado en 1.000 euros.
Esta campaña ha recibido el apoyo de la Asociación Nacional de Afectados de Cáncer de Pulmón y de la Escuela Superior de Cine y Audiovisuales de Cataluña (ESCAC), cuyo director, Josep Maixens, ha calificado la propuesta de "brillante", para que el mensaje "corra" entre los jóvenes, pero ha criticado que no se pueda hacer extensiva a menores de edad.
La web del certamen presenta además un foro de opinión, en el que los usuarios pueden plasmar sus experiencias respecto al consumo de tabaco y sus consecuencias.