Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las agencias de calificación rebajan el 'rating' de Oi hasta el mínimo tras su quiebra

La operadora brasileña ha protagonizado el mayor concurso de acreedores de la historia de Brasil
Las agencias de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P), Fitch y Moody's han rebajado la calificación crediticia de la operadora brasileña Oi, hasta 'D', 'D' y 'C', respectivamente, lo que refleja la situación de insolvencia de la operadora después de que haya solicitado la renegociación judicial de su deuda, que asciende hasta 49.371 millones de reales (12.824 millones de euros), lo que supone el mayor concurso de acreedores de la historia de Brasil.
En un comunicado, Oi indicó que la renegociación de la deuda es el proceso más adecuado para preservar la continuidad de sus servicios y mantener sus actividades corporativas con el objetivo de proteger los intereses de subsidiarias, clientes y accionistas.
Al término del primer trimestre, la compañía registró pérdidas por valor de 1.644 millones de reales (427 millones de euros), un 268,2% más que los 'números rojos' correspondientes a los tres primeros meses de 2015, mientras que los ingresos de la compañía alcanzaron en este periodo los 6.755 millones de reales (1.754 millones de euros), un 4% menos que en el primer trimestre del año anterior.
A 31 de marzo de 2016, la deuda del cuarto operador de Brasil se situaba en 49.371 millones de reales (12.824 millones de euros), de los que 38.989 (10.126 millones de euros) correspondían a la deuda a largo plazo. Por su parte, la deuda neta se situó en 40.844 millones de reales (10.608 millones de euros) en este periodo.