Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El sector alimentario apuesta por reutilizar sus propios residuos para la producción sostenible de renovables

El sector alimentario español ha apostado por la reutilización de sus propios residuos para la producción sostenible de energías renovables, según ha informado la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) en un comunicado.
Concienciados con la importancia de sentar las bases para crear las mejores condiciones para un futuro más sostenible en el ámbito energético, desde hace varios años la industria alimentaria ha apostado por la puesta en marcha de programas de energía inteligente en áreas como son las energías renovables, el transporte y el consumo.
En esta línea, FIAB destaca el nacimiento de Biogas3, un nuevo proyecto que aprovecha los residuos agroalimentarios para la producción de energía renovable en instalaciones a pequeña escala para mejorar el autoconsumo energético y favorecer un importante ahorro económico en la producción y gestión de la energía.
Biogas3 comenzó su andadura el 1 de marzo de este año y está cofinanciado por la Comisión Europea dentro de la convocatoria Intelligent Energy Europe (IEE-13-477). La iniciativa representa una nueva fórmula de obtención de energía renovable a partir de la creación de gases producidos mediante materiales biodegradables y que generan una mínima huella de carbono.
En España, ha apostado por este nuevo proyecto Ainia, centro tecnológico especializado en el sector agroalimentario, que impulsa la colaboración transversal entre diferentes países europeos a través de las principales asociaciones de FIAB, en representación de España; Actia, de Francia, y Tecnoalimenti, de Italia.