Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La aplicación de la PAC supondrá estabilidad para los perceptores de las ayudas durante los próximos 7 años

El presidente del Fondo Español de Garantía Agraria afirma que desaparece la figura del "agricultor de sofá"
El presidente del Fondo Español de Garantía Agraria, Fernando Miranda, ha señalado que la aplicación de la reforma de la Política Agraria Común (PAC) en Aragón supondrá estabilidad para los perceptores de las ayudas durante los próximos siete años.
Así lo ha trasladado a los medios de comunicación, en una rueda de prensa, acompañado por el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, tras reunirse con los representantes de las organizaciones profesionales agrarias de Aragón (OPA).
Con la reforma de la PAC y el acuerdo alcanzado en la Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural, "Aragón consolida los fondos comunitarios que tenía asignados hasta 2020", ha aseverado Miranda.
De esta forma, ha considerado que "en la situación en la que nos encontramos", inmersos en una crisis económica, consolidar estos fondos es "como mejorar", y ha apuntado que la agricultura de la región se ve "muy bien reflejada" en los acuerdos alcanzados.
"Agricultores y ganaderos, una vez tienen asegurados los importes de ayuda, y las reglas del juego que les van a permitir acceder, tiene estabilidad para los próximos siete años, lo que les va a permitir tomar sus decisiones empresariales y orientar su actividad económica", ha agregado.
En este punto, ha aclarado que las ayudas de la PAC significan "entre el 25 y el 30% de la renta de los agricultores españoles, por lo que garantizarlas es una noticia muy buena para el sector".
AGRICULTOR EN ACTIVO
El presidente del Fondo Español de Garantía Agraria ha concretado que los acuerdos más importantes se centran en la figura del agricultor en activo.
"Desde que existen las ayudas de la PAC, hace 23 años, nunca se había exigido a los beneficiarios que demostraran que tenían una actividad agraria propiamente dicha. No se controlaba si la actividad que estaban declarando era productiva", ha informado.
Sin embargo, a partir de esta PAC se va a exigir que las ayudas no signifiquen más del 80% de los ingresos agrarios, así, "lo que intentamos eliminar es la figura del agricultor de sofá", es decir, aquellos que no tienen ninguna actividad agraria, sino que la maneja un tercero, pero reciben las ayudas o que tienen en condición de abandono su explotación.
"No se trata de la mayoría de los casos, pero son un grupo suficiente como transmitir a la sociedad una imagen muy negativa de las ayudas de la PAC", ha mencionado Fernando Miranda.
Además, también se va a exigir que el 20% de los ingresos sean de procedencia agraria, y que sobre la superficie que se declara se realice una actividad real.
Para saber si se cumplen estos requisitos, las autoridades competentes tendrán acceso a la declaración de la renta de los perceptores quienes deberán guardar los justificantes de su actividad agraria por si se los requieren, aunque no haya que aportarlos con carácter general.
REORGANIZACIÓN DEL RÉGIMEN DE PAGO BÁSICO
Fernando Miranda ha confirmado que habrá una reorganización del Régimen de Pago Básico, de acuerdo con el modelo de regionalización propuesto por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.
Este modelo toma como punto de partida la comarca agraria y, dentro de ella, el uso de las superficies agrícolas, tierras de cultivo de secano, de regadío, cultivos permanentes y pastos.
Las regiones en el nuevo modelo se establecerán agrupando en la misma región a las comarcas y tipos de superficie con importes de ayudas por hectárea semejantes, con el objetivo de minimizar el efecto de la convergencia de los importes de ayuda entre los beneficiarios.
"Se van a tener en cuenta las características de la agricultura, la necesidad de diferenciar los importes de ayuda que recibe el secano del regadío, o los cultivos permanentes o los pastos", ha enunciado Miranda, al tiempo que ha agregado que esta distinción es necesaria por las características de cada cosecha.
En concreto, ha especificado, "hemos separado por tipos de superficie los tipos de producción, de manera que puedan mantener su viabilidad y los niveles de ayudas que perciben".
PRODUCCIÓN
El presidente del Fondo Español de Garantía Agraria ha estimado que el 88 por ciento de las ayudas no están vinculadas a la producción, por ello, "somos muy exigentes en materia de actividad agraria", mientras el 1% sí que lo están, es decir, "habrá que tener un producto concreto cultivado o ganadería".
Ha contado que en el acuerdo se han propuesto acoplar "la mayor parte de todas las necesidades de los sectores más sensibles de la economía agraria española".
"Pensamos que con eso se cubren todas las necesidades que tenemos y, a nivel de reivindicaciones sectoriales o territoriales, se cubre la mayor parte", ha comunicado.
PROGRAMA DE CULTIVO DE SECANO
Fernando Miranda ha destacado que el programa de rotación de cultivo de secano, que no tenía entrada en la nueva PAC, era una de las principales reivindicaciones de Aragón.
"Hemos buscado una fórmula para que el dinero de este programa permanezca dentro de la Comunidad de Aragón, de manera que compute en el nuevo sistema regional y en los importes de partida de los agricultores aragoneses", ha desgranado.
Además, para Aragón, "sectores tan importantes como el vacuno o el ovino van a recibir unos importes de ayuda muy elevados, mayores de los que tienen ahora, de manera que el resultado para Aragón sea positivo".
El presidente del Fondo Español de Garantía Agraria ha detallado que se ha propuesto en el año 2016 hacer una revisión de las ayudas acopladas, "para ver como se comportan los sectores productivos y ver si es necesario ajustar las ayudas".
En el caso de los Fondos de Desarrollo Rural, el acuerdo también incluye una asignación por Comunidad autónoma que en el caso de Aragón se mantiene, "incluso con un millón más".
SOLICITAR LAS AYUDAS
Las ayudas directas empezarán a funcional a partir del año 2015 y en desarrollo rural desde este 2014, hasta el 2020 en los dos casos, ha incidido Fernando Miranda.
"Todos los detalles de todo lo que debe saber cada agricultor y cada ganadero lo tendrán antes de este verano, para que puedan tomar sus decisiones de cara a pedir las ayudas en 2015", ha aseverado.
La cifra exacta del número de agricultores que van a beneficiarse de las ayudas de la PAC se conocerá en el año 2015, dado que será cuando estén regularizados.
Preguntado por la situación del vino, frutales y hortalizas, después de que se abriera la puerta a que recibiesen ayudas, ha asegurado que ya tienen sus propias regulaciones sectoriales, con dos instrumentos: "El programa de apoyo a los sectores del vino y las ayudas a las organizaciones de productores de frutas y hortalizas".