Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las aportaciones de los bancos al FGD dependerán del capital, liquidez y modelo de negocio

El nuevo método de cálculo de las aportaciones al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), que garantiza los depósitos de hasta 100.000 euros por titular y entidad, tendrá en cuenta el perfil de riesgo de cada banco y dependerá de indicadores como la adecuación de capital, la calidad de los activos, la liquidez y financiación, y el modelo de negocio y de gestión.
En una circular del Banco de España que publica el Boletín Oficial del Estado (BOE) se explica que el nuevo método persigue que las aportaciones al FGD sean "proporcionales" al perfil de riesgo de las entidades. También se tendrán en cuenta las pérdidas potenciales para este fondo.
La circular se basa en esencia en las directrices de la Autoridad Bancaria Europea (EBA). El FGD cumple la función de proteger a los depositantes frente a la eventual quiebra de un banco.
El nuevo método, que entrará en vigor desde este jueves, establece también unas reglas para ajustar las aportaciones al fondo en función del ciclo económico y el eventual impacto de las aportaciones procíclicas en la liquidez y la solvencia de las entidades. Dependiendo del porcentaje de colchón anticíclico aplicable, el ajuste máximo tanto a la baja como al alza será del 20%.
El Banco de España remitirá al FGD la información sobre depósitos garantizados de las entidades, fondos propios y activo total del balance reservado, entre otros datos, antes del 31 de mayo de cada año. El nuevo método de cálculo para las aportaciones al FGD se empleará por primera vez para este ejercicio.