Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El nuevo convenio de asistencia sanitaria de Muface, adjudicado por casi 1.000 millones de euros

La Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (Muface), organismo dependiente del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, estrena este año un nuevo concierto de asistencia sanitaria, que será prestado por Asisa, Adeslas, DKV e Igualatorio de Cantabria, compañías adjudicatarias del contrato, valorado casi en 1.000 millones de euros.
En concreto, según consta en el anuncio de adjudicación del contrato publicado este jueves en el Boletín Oficial del Estado (BOE), el valor de este contrato, formalizado el pasado 17 de diciembre, supera los 994,9 millones de euros, la misma dotación económica del anterior concierto.
Del nuevo concierto se ha descolgado Sanitas, que ha decidido no suscribirlo para 2014. Por esta razón, durante el presente mes de enero, los titulares que estaban adscritos a Sanitas a finales de 2013 deberán elegir, entre las entidades del nuevo concierto, cuál es la que quieren que les preste asistencia sanitaria o si prefieren que lo haga el Sistema Nacional de Salud.
También durante este mes de enero, el resto del colectivo podrá elegir su nueva entidad de adscripción u optar por recibir asistencia a través de los Servicios Públicos de Salud e Ingesa (Ceuta y Melilla).
Según Hacienda, las entidades aseguradoras que han suscrito el concierto sanitario de este año atendían a más del 96% del colectivo protegido por entidades privadas en Muface, aproximadamente 1.250.000 personas entre titulares y beneficiarios.
Sanitas, que sí estaba en el concierto de 2012 y 2013, prestaba asistencia al 3,41% de los funcionarios de Muface, unas 52.000 personas, de las que 30.560 son titulares mutualistas y el resto, beneficiarios.
El sindicato de funcionarios CSI-F ha atribuido la salida de Sanitas a la ruptura "unilateral" por parte del Gobierno del convenio con las aseguradoras sanitarias el pasado mes de junio y a la congelación para 2014 de las primas que reciben estas entidades.
Asimismo, CSI-F ha denunciado que el nuevo concierto contempla recortes en diferentes prestaciones sanitarias, como la periodoncia (tratamientos dentales para enfermedades de las encías y del hueso).
Sin embargo, desde Hacienda se asegura que el nuevo concierto garantiza las prestaciones sanitarias de la Mutualidad, adaptándose a las circunstancias económicas y sociales actuales, y homogeneizándose a las del resto del Sistema Nacional de Salud.
Entre los rasgos más destacables del nuevo concierto, el Ministerio ha resaltado la adaptación de los medios de las entidades privadas al colectivo protegido en cada localidad, en lugar de a la población total censada fuera o no de Muface, como era el criterio anterior, y el nuevo derecho que tendrán los mutualistas para la cobertura de la prestación sanitaria transfronteriza.
El colectivo de Muface está compuesto actualmente por más de 1.532.000 personas en todo el territorio nacional y en el exterior, que eligen la forma de recibir la asistencia sanitaria, bien a través de alguna de las entidades médicas de seguro privado concertadas (más del 80% del colectivo protegido) o a través de los Servicios Públicos de Salud o Ingesa para Ceuta y Melilla.