Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La autopista de Ferrovial en Canadá gana 23 millones en el primer trimestre, un 32% menos

La autopista 407 ETR de Toronto (Canadá), controlada por Ferrovial, cerró el primer trimestre del año con un beneficio neto de 35,3 millones de dólares canadienses (unos 23,1 millones de euros), lo que supone un descenso del 32% respecto al año anterior por los mayores gastos registrados en el periodo.
Los ingresos de la vía de 108 kilómetros de longitud, una de las mayores del mundo, progresaron un 11% durante los tres primeros meses del año, hasta sumar los 185,3 millones de dólares canadienses (unos 121,5 millones de euros).
En el primer trimestre del año, la 407 contabilizó una media de 354.885 usuarios diarios, lo que supone un incremento del 2,3% respecto a la intensidad media diaria de tráfico del mismo periodo de 2013.
La 407 ETR, una de las 'joyas de la corona' de Ferrovial, es la vía de pago que circunvala Toronto. Cuenta con unos 200 puntos de acceso y salida, y uno de los sistemas de telepeaje más avanzados, que no requiere que los vehículos se detengan.
El grupo que preside Rafael del Pino controla una participación del 43,23% en la sociedad concesionaria de esta vía. El resto de socios de la autopista son el fondo de pensiones canadiense, con un 40%, y la constructora local SNC Lavalin (16,7%).