Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los bajistas aumentan sus posiciones cortas en Bankia hasta nuevos máximos, en el 2,95%

Las posiciones cortas en Bankia alcanzaron el 2,95% del capital total de la entidad a fecha del pasado viernes 21 de julio, lo que supone un nuevo máximo histórico, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
En concreto, los fondos de capital riesgo AQR Capital Management y Marshall Wace han incrementado sus posiciones bajistas en Bankia hasta el 0,9% y el 0,82%, respectivamente, desde el 0,8% y el 0,7% anterior. Por su parte, el fondo Viking Global Investors mantiene posiciones cortas por el 1,13% del capital de Bankia desde el pasado 7 de julio.
Por otra parte, las posiciones cortas en Banco Santander se han incrementado hasta el 0,75% del capital de la entidad, desde el 0,49% anterior, su nivel más elevado desde abril de 2013.
El supervisor de los mercados españoles exige desde 2010 que se le comunique toda posición corta sobre cualquier cotizada española que exceda al 0,2% del capital social y hace públicas las que superen el 0,5% del capital.
La toma de posiciones cortas es una operativa bursátil que utilizan los inversores cuando prevén que el mercado va a bajar o está sujeto a mucha volatilidad. En líneas generales, consiste en pedir prestadas acciones de una entidad a cambio de un alquiler con la intención de venderlas y posteriormente recomprarlas más baratas.
En agosto de 2011, en el marco de la crisis financiera, la CNMV prohibió la toma de posiciones cortas sobre valores del sector financiero con objeto de atajar la extrema volatilidad que atravesaban los mercados. Este veto se extendió hasta febrero de 2012.
Actualmente, el supervisor no permite realizar ventas en corto sobre Liberbank, decisión tomada días después de la resolución de Banco Popular y que fue prorrogada recientemente hasta septiembre.