Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La banca española afronta el futuro con balances saneados y solvencia

Banco de EspañaReuters

Las entidades de crédito españolas que se han sometido al examen del Banco Central Europeo (BCE) afrontan el futuro "en buenas condiciones, con unos balances saneados y una posición de solvencia adecuada" después de superar la prueba, según el Banco de España.

Un total de 15 bancos se han enfrentado al examen del BCE, de los que solo Liberbank ha mostrado en el análisis de revisión de activos un déficit de capital de 32 millones de euros a 31 de diciembre de 2013. Sin embargo, gracias a las medidas de reforzamiento de capital realizadas por la entidad en 2014, por un montante de 640 millones de euros, este déficit está "sobradamente cubierto".
El resto de las entidades ha superado los umbrales establecidos en el ejercicio, con un margen de holgura "considerable". De hecho, la ratio de capital de todas las entidades españolas, excepto de Liberbank, supera en más de 2 puntos porcentuales el umbral del 5,5% que se estableció para el escenario adverso de las pruebas de resistencia.
El organismo que dirige Luis María Linde ha señalado que teniendo en cuenta las medidas tomadas en 2014, Liberbank pasaría la prueba con un margen "muy superior" a los dos puntos porcentuales.
"Estos resultados hacen pensar que, si bien el sector bancario español se enfrenta a retos importantes en el corto y medio plazo, incluyendo la convergencia a un nuevo marco regulatorio y supervisor y un entorno económico complejo que puede afectar a su rentabilidad, las entidades de crédito de nuestro país afrontan el futuro en buenas condiciones, con unos balances saneados y una posición de solvencia adecuada", ha señalado.
BUENA SALUD DE LA BANCA ESPAÑOLA
Para el conjunto de las entidades analizadas --agregando los efectos de la evaluación de activos y las pruebas de resistencia-- el impacto total del ejercicio se traduce en una reducción de la ratio de capital principal de 3,4 puntos porcentuales respecto al nivel de partida. En España, este ajuste es de 1,6 puntos, sensiblemente inferior al promedio europeo.
Según el Banco de España, el sistema bancario español ha sido el que menos ajustes ha tenido que realizar como resultado de la evaluación de activos, suyo impacto ha sido muy limitado en comparación con la banca europea.
Así, explica que los resultados de esta evaluación muestran que los balances de las entidades españolas reflejan "de una forma adecuada" el valor de sus activos, "como consecuencia de la rigurosa revisión a la que han sido sometidos en los últimos años", que ha ido acompañada de importantes saneamientos de activos y de la recapitalización y reestructuración de algunas entidades.
En cuanto a las pruebas de resistencia en el escenario adverso, se observa una reducción de la ratio de capital de 3 puntos porcentuales en la media europea. En España, este impacto ha sido mucho menos, situándose en torno a 1,4 puntos porcentuales.