Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El rescate bancario permitió a España ahorrar 2.430 millones en intereses en 2013, el 0,2% del PIB

El MEdE cerró 2013, su primer ejercicio completo, con un beneficio neto de 253,9 millones de euros
El rescate del sector bancario español mediante un préstamo de 41.333 millones de euros concedido por el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEdE) permitió a España ahorrar 2.430 millones de euros en intereses, cantidad equivalente a dos décimas del Producto Interior Bruto (PIB), según los cálculos del fondo de rescate permanente de la zona euro.
De este modo, en relación al PIB, España fue el país que menos se benefició en cuanto al alivio de sus costes de financiación entre todos los países que han recibido asistencia.
Así, Grecia se ahorró 8.580 millones de euros, el 4,7% de su PIB, mientras el ahorro de 240 millones de Chipre equivale al 1,5% de su economía y los 1.270 millones ahorrados por Portugal al 1,7% del PIB luso. Por su parte, Irlanda se ahorró 680 millones en intereses, lo que supone el 0,4% de su PIB.
En julio de 2012 fueron puestos a disposición de España hasta 100.000 millones de euros, de los que finalmente sólo fueron utilizados 41.333 millones en la recapitalización de la banca española con un tipo de interés del 0,5% y un plazo de 15 años.
Al finalizar el programa de asistencia, del que España emergió sin necesidad de medidas de acompañamiento o ayudas adicionales, se cancelaron automaticamente los 58.670 millones de euros restantes de las ayudas puestas a disposición de España para la recapitalización de su sistema financiero.
ESPAÑA PAGÓ 207,55 MILLONES EN INTERESES.
Según reflejan las cuentas anuales del MEdE, el pago de intereses durante el pasado ejercicio por parte de España ascendió a un total de 207,55 millones de euros, lo que equivale al 58,9% de los ingresos por intereses netos del fondo de rescate permanente de la eurozona, que alcanzaron un total de 352,8 millones de euros.
El MEdE cerró el pasado ejercicio, el primero completo para la entidad, con un beneficio neto de 253,9 millones de euros, en contraste con las pérdidas de 498.000 euros en los tres meses en los que estuvo operativo en el ejercicio 2012.
Por otro lado, la institución dirigida por el alemán Klaus Regling indicó que sus gastos de personal registraron un fuerte incremento en 2013, cuando sumaron 13,96 millones de euros, frente a los 217.000 euros del trimestre en que estuvo operativo en 2012, tras la incorporación de parte del personal que prestaba servicio en el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), el fondo de rescate temporal de la zona euro.