Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La bolsa española baja un 2,53% por las dudas sobre la recuperación económica

Un inversor observa en la Bolsa de Madrid. EFE/Archivotelecinco.es
La bolsa española bajó hoy el 2,53 por ciento y retrocedió hasta el nivel de 9.300 puntos perjudicada por la caída de las plazas internacionales y las dudas sobre la recuperación de la economía mundial.
Así, el índice de referencia de la bolsa española, el Ibex-35, bajó 242,40 puntos, el 2,53 por ciento, la mayor caída desde mediados de mayo, hasta 9.338,50 puntos, con lo que las ganancias anuales bajan al 1,55 por ciento.
En Europa, con el euro a 1,386 dólares, Milán cayó el 4,16 por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 3,1 por ciento; París, el 3,04 por ciento; Fráncfort, el 3,02 por ciento, y Londres, el 2,57 por ciento.
La bolsa española empezó la sesión con un descenso moderado que se agrandó rápidamente y que llevó al mercado nacional a caer el 2 por ciento hora y media después de la apertura.
El cierre negativo de Wall Street el viernes pasado, la apertura a la baja de las plazas europeas y la desconfianza en la evolución de la economía se ocupaban de desmontar las subidas de los dos últimos días de la semana pasada.
Por ello, y con la colaboración de la rebaja de las previsiones del PIB planetario por el Banco Mundial del 1,7 al 1,9 por ciento, la bolsa iba incrementado sus pérdidas.
Además, la caída de los pedidos industriales en Italia y la insuficiente mejora de la confianza empresarial en Alemania empujaban al mercado hasta el nivel de 9.400 puntos, en el que se mantuvo hasta una hora antes de la apertura de Wall Street.
A partir de ese momento y sin que le interesara que las mineras Xstrata y Anglo American fueran a fusionarse o que el Banco Central Europeo (BCE) a través de su presidente, Jean-Claude Trichet, expresara dudas sobre la recuperación, la batuta la llevó el mercado neoyorquino.
Wall Street abría con pérdidas superiores al 1 por ciento y arrastraba al mercado nacional hacia la cota de 9.300 puntos, que cedía más del 2 por ciento al cierre, también perjudicado por el retroceso del petróleo Brent, que se negociaba a 66,5 dólares al cierre.
Todos los grandes valores cayeron: Banco Santander, el 3,8 por ciento; Repsol, el 3,2 por ciento; BBVA, el 2,26 por ciento; Iberdrola, el 1,6 por ciento, y Telefónica, el 0,58 por ciento.
Gamesa lideró las pérdidas del Ibex con un retroceso del 7,19 por ciento, seguida de ArcelorMittal al bajar el 6,43 por ciento, en tanto que Abengoa cayó el 5,6 por ciento; Ferrovial, el 5,27 por ciento; e Iberia, el 5,25 por ciento, por temores a que fracase la fusión con British Airways.
Sólo un valor del Ibex concluyó con ganancias, Red Eléctrica, que ganó el 0,03 por ciento, mientras que el menor descenso correspondió a Telefónica, el 0,58 por ciento.
En el mercado continuo destacó la caída de los derechos de la ampliación de capital de Natra, el 43,48 por ciento, mientras que la mayor subida fue para Reyal Urbis, el 5,92 por ciento.
La rentabilidad de la deuda a largo plazo bajaba cuatro centésimas y se situaba en el 4,22 por ciento, mientras que el efectivo negociado en el mercado continuo ascendió a 5.590 millones de euros, de los que cerca de 2.300 procedieron de operaciones efectuadas por inversores institucionales.