Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El borrador del acuerdo laboral de Sniace ratifica el despido de toda la plantilla

Dirección y comité se reunirán este martes para tratar de cerrar un acuerdo y remitirlo al Tribunal Supremo
El borrador del nuevo acuerdo laboral de Sniace, remitido por la Dirección a los sindicatos para su estudio, ratifica el despido de toda la plantilla defendiendo la legalidad del expediente de regulación de empleo (ERE) de extinción ejecutado en septiembre de 2013 para los 533 trabajadores.
A pesar de que desde la mayoría del comité (UGT, CCOO y SU) apostaban por la transformación de aquel ERE en un ERTE, la empresa ya les trasladó que los costes para llevarlo a cabo se habían incrementado "de forma importante" desde que se firmase el primer acuerdo laboral en 2014 y que había que "readaptarlo".
Por ello, ambas partes están tratando en las últimas semanas de acordar unas nuevas condiciones laborales y plasmarlas en un documento que han de remitir al Tribunal Supremo. De cara a perfilar ese nuevo acuerdo, la empresa ha elaborado un borrador en base al cual se tratará de alcanzar un acuerdo este martes, 31 de mayo.
Ese borrador, al que ha tenido acceso Europa Press y que se aplicaría a la plantilla actual de 340 trabajadores --en los últimos tres años algunos se han jubilado, otros han encontrado otro empleo o cobraron la indemnización--, no sólo conlleva ratificar los despidos sino además la pérdida de antigüedad de los trabajadores.
En concreto, el documento dice que "las partes acuerdan la consolidación, confirmación y convalidación de las extinciones de los contratos de trabajo de todos los trabajadores en su día afectados por el ERE con fecha de efectos de 25 de septiembre de 2013 y en las condiciones estipuladas en sus respectivas cartas de despido".
Además, según apunta el documento, los trabajadores se irán reincoporando a trabajar en las fábricas del complejo industrial de Torrelavega de forma paulatina a partir de este verano pero sólo tendrán "preferencia y garantía de empleo" si cumplen una serie de condiciones.
CONDICIONES PARA CONTRATO GARANTIZADO
Entre ellas, destaca que los operarios tendrán acreditar que no emprenderán ningún litigio contra la empresa relacionado con el ERE de extinción de septiembre de 2013, que han solicitado "exclusivamente" el cobro de la indemnización por despido al FOGASA y que aceptan "el cobro de dicha indemnización en los plazos y condiciones acordados en el convenio de acreedores".
"La falta de verificación de los anteriores requisitos impedirá al trabajador ser aceptado por la empresa como candidato con garantía a uno de los puestos de trabajo ofertados y con preferencia a otro y, por tanto, su contratación dependerá de la voluntad de la empleadora", añade el borrador del nuevo acuerdo laboral.
A quienes finalmente cumplan esas condiciones, la compañía Sniace les ofrecerá "un contrato de trabajo a tiempo parcial" que los trabajadores estarán obligados a firmar una nuevo "a tiempo completo" una vez que se vayan poniendo en marcha las diferentes unidades productivas de las fábricas.
Los trabajadores que en 2013 estaban como personal relevista están excluidos de estas ofertas de trabajo preferente y garantiza y lo que se les ofrece, según el documento consultado por esta agencia, es incorporarse a una bolsa de trabajo con derecho a ocupar cualquier vacante y con la única preferencia ante "terceros de iguales aptitudes y cualificación profesional".
En el borrador, también hay un apartado especial para quienes tengan al menos 62 años, que tendrán derecho a solicitar la "jubilación parcial" aunque deberán hacerlo con una antelación mínima de dos meses.
REDUCCIÓN SALARIAL
Por otro lado, el borrador de este acuerdo, cuyo contenido se plasmará en un convenio colectivo que tendrá una vigencia de seis años, incluye otras medidas como una reducción salarial del 20% para quienes formaban parte en 2013 del comité de dirección, de un 17,5% para los mandos intermedios y de un 15% para el resto de la plantilla.
Dentro de los seis años de vigencia, se establece para todos los trabajadores un subida salarial según el IPC incrementado en un 0,5% a partir del tercer año, el quinto y el sexto y último.
PROPUESTAS SINDICALES
Ante este borrador que no plantea revertir los despidos, la mayoría del comité (UGT, CCOO y SU) presentó por escrito una contraoferta a la Dirección de Sniace.
En ella se plantea elevar las posibles jubilaciones de 42 a 57 bajo la modalidad de contrato relevo, para lo que es necesario una antigüedad de seis años y por lo que sería necesario que éstos no fuesen despedidos.
Además, otra de las "discrepancias principales" entre el comité y la Dirección de Sniace es la solicitud de los sindicatos del establecimiento de un salario social de 680 euros para toda la plantilla mientras dure su situación de interinidad.
Estos son los principales puntos de la propuesta presentada por el comité a la empresa y a la que ésta ha dicho que no.
Por otro lado, USO solicitó a la compañía aplicar del acuerdo laboral de 2014 para los 326 trabajadores de la denominada plantilla óptima y que se revierta el ERE en ERTE a los mayores de 50 años.