Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La filial brasileña de Telefónica gana en julio 461.000 usuarios y suma 76,1 millones de clientes

La filial brasileña de Telefónica, Vivo, ha cerrado julio con un total de 76,18 millones de clientes, tras ganar 461.000 usuarios el pasado mes, frente a pérdidas o a un crecimiento más moderado de sus rivales Tim, Claro y Oi, penalizados por el regulador de telecomunicaciones Anatel.
En concreto, de acuerdo con los datos de Anatel, Vivo ganó en julio 461.000 usuarios, con lo que incrementó en 0,15 puntos porcentuales su cuota de mercado hasta el 29,71%.
Por su parte, Tim y Oi perdieron en el mes de julio 201.343 clientes y 110.036 clientes, respectivamente, mientras que Claro cerró julio con una ganancia neta de 108.834 líneas.
De esta forma, tras Telefónica, Tim se coloca como segundo operador móvil, con una cuota del 26,78%, seguido de Claro, con 24,60%, y de Oi, con un 18,59%.
Anatel suspendió entre el 23 de julio y 2 de agosto la comercialización de nuevas líneas en algunos estados brasileños a Tim, Oi y Claro y les obligó a presentar un proyecto para mejorar la calidad de sus servicios móviles.
Los operadores debían presentar un Plan Nacional de Acción para la mejora de la prestación del Servicio Móvil Personal (SMP) en un plazo de 30 días que garantizará la calidad del servicio y las redes de telecomunicaciones.
Tras el examen y aprobación de los planes de mejora presentados por las empresas, Anatel decidió autorizar la comercialización y la activación de nuevo accesos desde 3 de agosto.