Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El candidato británico no logra el aprobado de la Eurocámara y deberá repetir el examen la semana que viene

El conservador británico Jonathan Hill no ha logrado hoy el aprobado de la Eurocámara para convertirse en comisario de Servicios Financieros en el nuevo Ejecutivo comunitario de Jean-Claude Juncker y deberá repetir su examen el lunes o el martes de la semana que viene.
La eurodiputada liberal francesa Sylvie Goulard ha explicado que durante su audiencia de confirmación ante el Parlamento, celebrada este miércoles, Hill no ha sido "convincente" sobre su idoneidad para el cargo.
"Hill está comprometido con la UE pero deberá acudir a la comisión de Asuntos Económicos el lunes o el martes para aclarar aspectos clave de su cartera", ha escrito Goulard en su cuenta de Twitter.
"Hill no logra la confirmación hoy. Será invitado a un nuevo intercambio de opiniones con la comisión de Asuntos Económicos", ha explicado el eurodiputado Verde alemán Sven Giegold. "El Parlamento Europeo acaba de rechazar al candidato británico Hill por su conflicto de intereses como lobista", ha dicho por su parte en Twitter la eurodiputada socialista Inés Ayala.
La candidatura de Hill es la primera que ha tropezado en las audiencias ante la Eurocámara, que comenzaron el lunes y en las que se ha dado ya luz verde a 13 comisarios del equipo de Jean-Claude Juncker.
"No estoy aquí como representante de la City de Londres, sino para representar el interés europeo", ha insistido Hill durante su examen en respuesta a varias cuestiones de los eurodiputados sobre la posible contradicción de poner a un británico al frente de la cartera de Servicios Financieros.
"Personalmente, quiero que Reino Unido forme parte de una UE con éxito. Eso tiene sentido para Reino Unido y también para la UE", ha defendido el nuevo comisario británico. "Quiero trabajar para el interés común europeo y quiero que mi país siga siendo parte de la Unión", ha dicho a los eurodiputados.