Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las cementeras pactan congelar el salario mínimo hasta 2015 y trabajar ocho horas más al año

Los fabricantes de cemento radicados en España han firmado con los sindicatos UGT y CC.OO un acuerdo estatal de referencia para el sector que congela en 18.600 euros el salario mínimo de sus trabajadores para todo el periodo de vigencia del pacto (2013-2015) y elevar en ocho horas la jornada anual desde el primer año.
El convenio y sus condiciones serán de "aplicación directa para las empresas incluidas en el acuerdo, con independencia de la existencia de convenios colectivos empresariales de ámbito inferior", según informaron los sindicatos y la patronal cementera Oficemen. Esta industria emplea actualmente a 4.354 trabajadores.
Este IV Acuerdo Estatal de la Industria Cementera fue suscrito por el presidente de la patronal Oficemen, Isidro Miranda, el secretario general de la Federación e Construcción de CC.OO. (Fecoma), Vicente Sánchez, y su homólogo de MCA-UGT, Carlos Romero.
Para Romero, el convenio "contribuirá a dotar de estabilidad al sector". "Un factor especialmente importante en momentos delicados como el actual, por la destrucción de empleo y el cierre de fábricas, y cuando la reforma laboral pone en cuestión la negociación colectiva.
En este sentido, el dirigente de Fecoma subrayó la "importancia de la negociación colectiva en tiempos de crisis como los actuales", "Permite llegar a acuerdos de vital importancia para los trabajadores, como el suscrito en el cemento", añadió.
Por su parte, el presidente de Oficemen enmarca el pacto en el "compromiso de avanzar hacia un modelo basado en la colaboración mutua, incluso en los difíciles tiempos actuales".
Las empresas y los sindicatos rubrican este acuerdo cuando el sector cerró en 2013 su sexto año consecutivo de caída del negocio, en los que suma una contracción del 80% que ha llevado el consumo de cemento a niveles similares al de la década de los sesenta, y descontado un nuevo descenso para 2014.
Además, los principales grupos cementeros del sector radicados en España (Holcim, Cemex y Cementos Portland, entre otros) han abordado planes de reestructuración con ajustes de plantilla y cierre de instalaciones.
ACUERDO MEDIOAMBIENTAL.
En paralelo a la firma del acuerdo marco sectorial, patronal y sindicatos han renovado el acuerdo para el uso sostenible de los recursos, la protección del medio ambiente, la salud y la mejora de la competitividad del sector, suscrito hace ya diez años.
Este pacto ratifica, según sus firmantes, el compromiso del sector con todos estos temas que "pese a la crisis sin precedentes" que afronta esta industria. De hecho, en 2013, las fábricas de cemento españolas recuperaron la energía de 792.765 toneladas de residuos, lo que representa que el 25,6% del poder calorífico que necesitaron los hornos de cemento procedía de residuos.