Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un centenar de personas lanza bengalas contra la Cofradía de pescadores en A Coruña

Parte de los armadores gallegos han reaccionado con violencia frente a las medidas anunciadas para apoyan la pesca de bajura. Unas ciento cincuenta personas atacaron con bengalas en la tarde del viernes las residencias familiares, en Malpica de Bergantiños (A Coruña), del presidente de la Federación Nacional de Cofradías, Genaro Amigo, y la del presidente de la Federación Gallega de Cofradías, Evaristo Lareo, en Caión (A Coruña). La Plataforma en Defensa del Sector Pesquero y el Consejo Gallego de Pesca manifiestan su condena de las acciones violentas.
Los participantes recorrieron durante hora y media las calles del municipio para protestar por el acuerdo que la Confederación Nacional de Cofradías alcanzó el pasado miércoles con la Secretaría General del Mar, en la que se ofreció al sector pesquero artesanal 19 millones de euros en concepto de ayudas de 'mínimos' para paliar la crisis que atraviesa esta actividad.
Tras su visita a Malpica, los armadores continuaron la protesta en Caión donde también pidieron la dimisión del presidente de la Federación de Gallega. En el interior del domicilio permanecían la mujer y la hija de Evaristo Lareo ya que éste no se encontraba en casa. Aunque no hubo que lamentar daños personales ni materiales, los dos increpados apuntan a que los posibles autores de las acciones son integrantes de la Plataforma en Defensa del Sector Pesquero y las calificaron de terrorismo.
Condena de la violencia
El Consejo Gallego de Pesca ha acordado por unanimidad un texto de rechazo de las "acciones violentas" acontecidas para presionar a la patronal, así como los ataques a los presidentes de las cofradías. En la misma línea la Plataforma en Defensa del Sector Pesquero, de la que forman parte las Cofradías atacadas, han condenado estos mismos actos violentos.
El abogado de la Plataforma pesquera  ha reclacado que se trata de "acciones individuales totalmente condenables" y "que no deben desprestigiar a toda una plataforma".