Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un centenar clientes de CAM envían sus quejas a Adicae

Alrededor de un centenar de clientes de Caja Mediterráneo (CAM) han acudido a la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros(Adicae), al considerar que no recibieron la suficiente información al contratar participaciones preferentes, según ha indicado el abogado de la asociación, Daniel Fernández.
Para conmemorar el Día Mundial del Ahorro, Adicae ha instalado una mesa informativa frente a la sede central de Caja Mediterráneo, en Alicante, para atender las dudas de los usuarios, relacionadas con productos como las cuotas participativas y las participaciones preferentes, que en su opinión son "productos financieros no adecuados" o "productos tóxicos".
Fernández ha explicado que hasta el momento, y después de que empezara a publicarse en los medios de comunicación, "ha sido el boom". "Cada día pueden estar viniendo entre 10 y 15 personas al día a Adicae", ha dicho el abogado de Adicae, quien ha estimado que han recurrido a ellos "unos 100 afectados pero básicamente se está empezado con la campaña", por lo que ha considerado que podría haber más.
En su opinión, estos productos son "inadecuados" porque van destinados a "ahorradores medios o conservadores que no están introducidos en cuestiones financieras o técnicas" y en la venta de estos productos ha habido "casos muy flagrantes", según Fernández. Son, según ha añadido, "casos de personas muy mayores, de algunos que no tenían el graduado escolar, hemos tenido el caso de una deficiente psíquica sin ser debidamente informada".
A su modo de ver, la venta de estos productos se ha llevado a cabo, en ocasiones, con "incumplimiento de la normativa, tanto europea como española", que según ha explicado, exige que el cliente conteste un cuestionario que acredite que entiende las condiciones de los productos que estaban adquiriendo.
"UNA ESPERANZA"
Este incumplimiento, desde el punto de vista de Adicae, hace tener "una esperanza" de que los clientes puedan recuperar su dinero. Según Fernández, "la CAM, como otras entidades financieras, estuvieron incumpliendo la normativa MiFID, vigente desde noviembre de 2007, referente a que para contratar un producto de riesgo le tienes que pasar un test de conveniencia".
A este respecto, Fernández indica que en la última encuesta de Adicae, "sólo el 30 por ciento de los encuestados no tenía ningún tipo de ahorro ni previsión de ahorrar siquiera y el 70 por ciento restante ahorraba una cantidad mayor a los 30.000 euros", lo que indica que los españoles ahorran "de cara a imprevistos o por cuestiones de seguridad a corto o medio plazo".
Por ello, ha insistido en cuestionar que, con este perfil de "ahorrador medio conservador", las entidades bancarias vendieran este tipo de productos que tienen "un riesgo". En su opinión, "responsabilidad tienen todos, pero el consumidor se fiaba". "Se vendía como un plazo fijo, cuando en realidad tiene un riesgo", ha zanjado.