Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El sector de la cerámica cierra 2015 con un crecimiento en las ventas del 6%, hasta los 3.075 millones

Reivindica un Corredor Mediterráneo "auténtico" porque el tercer carril "no es la solución definitiva"
El sector de la cerámica en España ha cerrado el ejercicio 2015 con un crecimiento en las ventas de alrededor del 6% respecto a 2014, hasta alcanzar una facturación de hasta 3.075 millones de euros y una producción total de 437 millones de metros cuadrados, lo que supone aproximadamente un 3% más que en 2014.
Así lo ha destacado el presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (Ascer), Isidro Zarzoso, en una rueda de prensa en Valencia, con motivo de la 34ª edición de la feria Cevisama en Feria Valencia, en la que ha hecho balance del último ejercicio de 2015 y ha avanzado las perspectivas que tiene el sector para 2016.
En concreto, Zarzoso ha indicado que a pesar de los últimos años de "difícil coyuntura económica", la facturación del sector de la cerámica se ha "estabilizado" y ha experimentado un "crecimiento moderado". Así, ha señalado que las ventas han incrementado en un 6 por ciento en 2015, al pasar de una facturación de 2.902 millones de euros en 2014 a 3.075 en este último ejercicio.
Respecto a las exportaciones, ha puntualizado que han "desacelerado" su crecimiento y que el mercado nacional "ha dejado de caer" para "comenzar a crecer tímidamente". Concretamente, ha detallado que las exportaciones han aumentado un 5 por ciento en 2015, hasta los 2.445 millones de euros y que suponen el 80 por ciento de las ventas totales de la asociación.
En cuanto a los mercados, Zarzoso ha apuntado que en 2015 los principales destinos han sido Francia, Arabia Saudí, Reino Unido, Estados Unidos y Argelia. Por zonas comerciales, ha destacado que la Unión Europea "se recupera" con un crecimiento del 12,2 por ciento, lo que supone para la cerámica española el 37,2 por ciento del total de las ventas.
En concreto, de los mercados de europeos ha resaltado la "positiva evolución" de Reino Unido con un crecimiento del 21,2 por ciento; Francia con un 4 por ciento y Alemania que, según ha sostenido, se ha mantenido "estable".
Asimismo, ha resaltado que el mercado en EEUU ha evolucionado "muy favorablemente" con una subida de las exportaciones del 40,3 por ciento, hasta las 113,9 millones de euros, "siguiendo la tendencia al alza de 2014", por lo que "se afianza en la cuarta posición de destinos" de exportación.
En contra, ha lamentado que la federación Rusa ha descendido hasta ocupar el séptimo puesto en el ranking, tras "una caída acumulada del 45 por ciento hasta noviembre". Asimismo, los mercados de Europa del Este y de Oriente Próximo han frenado su crecimiento influenciados por "la difícil coyuntura sociopolítica y la caída del precio del petróleo". En concreto, el mercado ha bajado un 35,1 en el Este de Europa , mientras que ha sido de un 8,8 por ciento en la zona del Magreb.
MERCADO NACIONAL.
En cuanto al mercado nacional, el presidente de Ascer ha detallado que las ventas "han dejado de caer" y se han "estabilizado" por lo que estima que se alcanzará los 630 millones de euros de facturación con un crecimiento del 10 por ciento.
A su juicio, en la medida en que la economía española afiance su recuperación y se apueste por reformas en ciertas políticas, se reactivará el consumo y podría hacerlo "significativamente" el sector.
Inquirido sobre la evolución del empleo en la industria cerámica, Zarzoso ha admitido que "ha mejorado", aunque ha recalcado que ha sido "insignificantemente". "Esperemos este nuevo año poder contar con algún dato más relevante", ha sostenido.
PREVISIONES.
Para Zarzoso, es "complicado" realizar previsiones dada la "actual coyuntura mundial", sin embargo, ha puntualizado que tras años ante situaciones "extremadamente cambiantes" y con un contexto económico de "extrema debilidad", augura que las exportaciones experimenten "disparidad en la evolución por mercados".
De este modo, ha señalado que el mercado europeo "da síntomas de consolidar tibiamente su recuperación", mientras que los países del dólar "crecen en tasas elevadas" y Rusia "frenará su bajada", por lo que ha vaticinado que el crecimiento global dependerá de la Unión Europea y de que la situación en Oriente Próximo "no empeore".
Sobre el mercado en España, ha puntualizado que "puede mejorar", pero ha lamentado que parte de cuotas "muy bajas", por lo que su actividad estará condicionada por la evolución del consumo en los hogares.
REIVINDICACIONES.
Zarzoso ha recalcado que la industria de la cerámica es uno de los sectores más competitivos de España, ya que es "la tercera industria que mayor superávit aporta a la balanza comercial española", por lo que ha urgido a poner en marcha políticas e iniciativas de apoyo a la industria para trabajar en un marco competitivo y convertirla "en un motor sostenido de la economía".
Para ello, ha reivindicado la apuesta en I+D para que el mercado español se diferencie en el contexto internacional y ha pedido a la Generalitat un programa de incentivos y Plan Renove en el punto de venta de materias para las reformas.
Por otra parte, ha reivindicado el Corredor Mediterráneo para "acercar los productos a nuestro mercado natural que es Europa" porque, a su juicio, "el tercer carril no es la solución definitiva, sino que hay que trabajar por un Corredor Mediterráneo auténtico".
"No me cansaré de decir que es vital que se haga efectiva con cierta celeridad la vertebración de nuestro territorio con la Unión Europea a través del eje ferroviario mediterráneo", ha recalcado.
A nivel europeo, ha exigido que no se conceda a China "de forma automática" la condición de "economía de mercado" ya que, según ha subrayado, ello supondría "graves consecuencias económicas" y "pondría en riesgo" unos 110.000 puestos de trabajos directos en la industria cerámica europea.