Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La colombiana Internexa acuerda con Telefónica el uso de su nuevo cable submarino BRUSA

Telefónica ha alcanzado un acuerdo a largo plazo con Internexa, compañía del Grupo ISA, según el cual la empresa colombiana adquirirá los derechos para la utilización de fracciones de fibra oscura en BRUSA, su nuevo cable submarino que conectará Brasil con Estados Unidos, según informa la operadora en un comunicado.
El acuerdo, que también incluye a los cables SAM-1 y Pacific Caribbean Cable System (PCCS), ha sido posible gracias a la "relación histórica" que ha unido a Internexa y Telefónica, convirtiendo a ambas compañías en "socios para el desarrollo de proyectos especiales de gran envergadura".
Estas nuevas infraestructuras permitirán a Internexa conectar Brasil y Colombia con Estados Unidos, ampliar su red de fibra óptica de 30.000 kilómetros a 60.000 kilómetros e impulsar el desarrollo de la banda ancha en la región, al tiempo que refuerzan su posición como una compañía de telecomunicaciones Tier-1 en el continente.
El acuerdo se conoce sólo unos días después de que Telefónica anunciara el despliegue de su mayor inversión en un activo de infraestructura en una década, BRUSA, un nuevo cable submarino de 11.000 kilómetros de longitud que conectará Río de Janeiro y Fortaleza en Brasil con San Juan de Puerto Rico y Virginia Beach en Estados Unidos y que comenzará a operar a principios de 2018.
BRUSA se incorporará a Telxius, la nueva compañía global creada por Telefónica para optimizar sus activos de infraestructuras y que de forma progresiva irá incorporando algunos de estos activos, incluyendo parte de su red de torres de telefonía y de cables submarinos de fibra óptica.