Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El comité de Barreras prevé que sólo el flotel genere hasta 600 empleos

El astillero vigués puede afrontar varias construcciones simultáneas y ha llegado a tener 1.200 operarios trabajando
El comité de empresa del astillero vigués Hijos de J.Barreras confía en que se empezará "a cortar chapa" en el mes de febrero para reiniciar la actividad con los encargos anunciados por Pemex, entre ellos el flotel, cuya adjudicación se ha conocido en la madrugada de este miércoles.
Así lo ha manifestado, en declaraciones a Europa Press, el presidente de ese comité, Sergio Gálvez (UGT), quien ha explicado que la empresa (participada en un 51 por ciento por Pemex) ya había trasladado a los trabajadores un mensaje de "tranquilidad" con respecto a la resolución del concurso. "Estábamos tranquilos porque ya lo dábamos por hecho, sabíamos que éramos caballo ganador", ha apostillado.
Gálvez ha explicado que, previsiblemente, la construcción del flotel se podrá iniciar antes que los otros encargos anunciados por la petrolera mexicana (un atunero, un offshore multipropósito y tres buques-tanque). En cualquier caso, ha precisado que Barreras tiene capacidad para afrontar la construcción de esos barcos de forma simultánea.
EMPLEOS
El presidente del comité de empresa ha explicado que, sólo el flotel, puede suponer empleo para entre 500 y 600 personas en los momentos de máxima actividad. Asimismo, cree que esa cifra se puede elevar hasta los 1.200 operarios en caso de se aborden varios encargos a la vez, como ya se hizo en anteriores ocasiones en el astillero vigués.
En la actualidad, se ha agotado el expediente de regulación de empleo (ERE) que afectaba a la mayor parte de la plantilla de Barreras, integrada por unos 112 trabajadores, aunque, ha matizado Gálvez, los operarios han llegado a acuerdos de reducción de jornada para "pasar esta transición lo mejor posible", antes de que se retome la actividad con normalidad.
Por su parte, el responsable del naval de la CIG, César Rodríguez, ha calificado la adjudicación como una "buena noticia", aunque ha señalado que "hay que esperar a que se concrete". "Por fin se ha cerrado una historia después de casi dos años, pero de momento no dejamos de tener otro anuncio. Lo que hace falta es que se empiece la construcción y se llenen las gradas", ha concluido.
ADJUDICACIÓN
La subsidiaria de la petrolera mexicana Pemex, PEP (Pemex Exploración y Producción), ha adjudicado la construcción de sus dos floteles a los astilleros gallegos Hijos de J.Barreras, de Vigo, y Navantia-Ferrol, después de sucesivos aplazamientos desde septiembre del año pasado.
La resolución del concurso, al que las dos empresas gallegas concurrieron en alianza con PMI --otra filial de Pemex-- se ha conocido pasadas las 20,00 horas de este martes, hora mexicana, las 3,00 horas del miércoles en España.
El coste de construcción es de 407 millones de dólares cada una de las embarcaciones (298 millones de euros) y el plazo es de 10 años (3.653 días naturales), a partir del 13 de julio de 2016, por lo que la fecha de finalización se fija en el 13 de julio de 2026. El objetivo de las embarcaciones es servir para alojar a los trabajadores dedicados al mantenimiento y construcción de infraestructura en zonas marinas.
La empresa ha explicado que, tras la presentación de las propuestas técnicas y económicas, la oferta presentada por PMI Norteamérica S.A. de C.V. ha resultado ganadora en ambas partidas "con el precio más bajo solvente", de entre las siete propuestas que se seleccionaron para la última fase. Según Pemex, el proceso ha sido "totalmente transparente y auditable" y se realizó "con estricto apego a las normas aplicables".