Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las comunidades acumulan un agujero de 1.200 millones, según Fedea

Las comunidades autónomas acumulan un agujero de 1.200 millones que dificulta la credibilidad del país a la hora de cumplir los objetivos de déficit pactados con Bruselas, según cálculos de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea).
Así consta en un artículo de 'Financial Times' recogido por Europa Press, donde el experto de Fedea Juan Rubio-Ramírez explica que las comunidades reclamaron 9.700 millones para pagar facturas pendientes generadas en 2011.
Esta cantidad, según el también profesor de la Universidad de Duke, excede a los 8.500 millones que las comunidades declararon para hacer frente a esos pagos, lo que arroja un agujero de 1.200 millones.
El desfase de 1.200 millones supone el 8% de la cifra de déficit que tendrán que registrar las regiones al cierre del ejercicio (15.000 millones) para cumplir con el mandato de Bruselas.
El experto de Fedea cree que el Gobierno ha cometido un importante error en las cuentas que dificulta la credibilidad de los planes presupuestarios, puesto que las comunidades podrían haber recibido una cantidad que no aparece reflejada.
Según el diario británico, el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas no ha querido comentar este posible desfase en las cuentas autonómicas.
La publicación recuerda que los esfuerzos del Gobierno para imponer más disciplina fiscal a las comunidades han tenido que hacer frente a la resistencia de las regiones, y se refiere específicamente a la última reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) a la que no acudió Cataluña y que Andalucía abandonó antes de que terminara.
Financial Times recuerda que el Gobierno ha conseguido nuevos plazos para reducir el déficit que le permiten alcanzar el objetivo del 3% un año más tarde, aunque afirma que diversos analistas han mostrado su preocupación sobre la posibilidad de España de conseguir el nuevo objetivo.
La reducción de déficit, según esos analistas, depende mucho de la reducción del gasto autonómico y de la efectividad de las subidas de impuestos como el IVA, algo difícil en un momento de recesión.