Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La confianza empresarial alemana baja en febrero sin perspectivas de mejora

La confianza empresarial alemana bajó ligeramente en febrero, ya que los empresarios consultados descartan que se vaya a producir un cambio inmediato en la situación de la economía.
El Instituto de Investigación Económica alemán (Ifo) informó hoy de que el índice de confianza empresarial en el conjunto de Alemania descendió en febrero hasta 82,6 puntos, frente a los 83 puntos de enero.
El presidente del instituto de investigación económica muniqués Ifo, Hans-Werner Sinn, reseñó que los expertos consultados no prevén un cambio en la coyuntura.
La confianza empresarial había mejorado en enero por las expectativas puestas en los paquetes de ayuda estatal aprobados en Alemania y las bajadas de los tipos de interés acometidas por el Banco Central Europeo (BCE).
Los empresarios consultados mantuvieron en febrero su pesimismo respecto a la situación actual de las empresas, pero lo redujeron respecto a las perspectivas para los próximos seis meses.
Las expectativas de las empresas siguen siendo escépticas y descartan un cambio coyuntural.
En el sector manufacturero, el clima empresarial cayó más en febrero, entre otros motivos por los pronósticos de empeoramiento de las exportaciones.
A su vez, los empresarios consultados pronosticaron un reducción de personal en los próximos meses.
En el sector de ventas minoristas, la situación actual fue calificada algo más favorable y la de los próximos seis meses, menos crítica.
La confianza empresarial mejoró en el sector minorista gracias al subsidio de desguace o ecológico, la ayuda estatal introducida en Alemania para comprar un vehículo nuevo.
El clima empresarial mejoró también en el sector de la construcción, pero cayó en el de ventas mayoristas.