Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La confianza de los europeos en la recuperación alcanza niveles precrisis

La incertidumbre política reduce el optimismo de los españoles
La nota media de los consumidores europeos respecto a su confianza en el entorno económico y social general de su país alcanza este año el 4,7, sólo una décima menos que el dato de 2008, según el Observatorio Cetelem sobre Consumo Europa presentado este jueves. España presenta una nota del 4,1, frente al 4,2 de antes de la crisis económica.
Tanto España como Italia registran una buena evolución, con cerca de un punto ganado desde el año pasado que les sitúa en 4,1, aunque permanecen suspensos. El director de Marca, Comunicación y Publicidad de Cetelem, Joaquín Mouriz, ha recordado en una rueda de prensa que, aunque las cosas van a mejor, "hay que tener paciencia", ya que "la caída por la crisis fue brutal" y la recuperación es "una cuesta arriba muy lenta".
A pesar de la subida, la incertidumbre política de España se ha hecho notar, pues la tendencia al alza ha reducido su ritmo desde las pasadas elecciones de diciembre. Mouriz ha asegurado que, a partir de junio, "todo puede pasar", ya que "la tendencia está plana a la espera de los resultados de las próximas elecciones".
Los más optimistas entre los 13 países en los que se ha realizado el estudio son los daneses, con 5,9 puntos. Les siguen los alemanes, con 5,7 puntos, la peor nota registrada desde hace seis años. El tercer puesto lo ocupa Reino Unido, que se mantiene en los 5,4 puntos. El ránking lo cierran Portugal (3,5 puntos) y Hungría (3,9), aunque registran progresiones significativas en comparación con el año anterior, donde registraron 3,2 y 3,3 puntos respectivamente.
A nivel personal, la confianza es mayor y también ha aumentado en la mayoría de países. España presenta una puntuación de 5,2, mientras que el año pasado fue de 4,9. La media europea es de 5,6.
El estudio también refleja que el poder de compra del 45% de españoles ha permanecido estable, frente a un 16% que opinan que ha aumentado y un 39% que ha disminuido, unas cifras acordes a las del resto de Europa.
La responsable del observatorio, Liliana Marsán, ha señalado que "la situación va a mejor y se empieza a consumir más", pero "todavía hay un segmento muy fuerte de la población que se encuentra en nivel de pobreza".
En España, el Top-3 de intenciones de compra son viajes (55%), electro gama blanca (41%) y smartphones (40%). El 22% de los encuestados españoles manifestó su intención de aumentar su ahorro en los próximos 12 meses y un 41% la de aumentar su gasto. Esto supone una variación de -15 y +3 puntos respectivamente en comparación con los datos de 2015.
Sin embargo, Marsán advierte que el descenso en el ahorro puede interpretarse tanto como una intención exagerada de consumir como una falta de presupuesto para ahorrar.
LOS SENIOR, MOTOR DEL CONSUMO
La segunda parte del estudio refleja que los mayores de 50 años, que representan el 38,5% de la población de los países estudiados, son el motor del desarrollo económico y social del viejo continente. Estos aspiran a tener una buena salud, rodearse de sus allegados y una buena situación financiera.
Cabe destacar que casi el 80% de los senior europeos ayuda financieramente a sus hijos con los gastos corrientes, las compras de equipamiento, el ahorro o la vivienda; y el 32% de ellos tiene, al menos, un hijo viviendo en su hogar.