Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El consejero delegado de Apple se reincorpora al trabajo, pero de manera limitada

Jobs lleva de baja médica desde enero por lo que inicialmente se suponía que era un desajuste hormonal, pero durante estos meses han sido frecuentes los rumores que afirmaban que su estado de salud podría ser más grave. EFE/Archivotelecinco.es
Steve Jobs, consejero delegado de Apple, ha vuelto al trabajo tras recibir un trasplante de hígado hace dos meses, confirmó hoy la firma, pero solo acude a su oficina en la sede de la empresa en Cupertino, California, algunos días a la semana.
"Ha vuelto al trabajo", señaló un portavoz de Apple. "Actualmente está en la compañía unos días a la semana y el resto trabaja desde su casa", añadió.
Jobs lleva de baja médica desde enero por lo que inicialmente se suponía que era un desajuste hormonal, pero durante estos meses han sido frecuentes los rumores que afirmaban que su estado de salud podría ser más grave.
La pasada semana, el Hospital Universitario Metodista de Memphis, Tennessee, confirmaba que Jobs recibió un nuevo hígado en este centro hace dos meses y que se está recuperando satisfactoriamente del trasplante.
El carismático director general y cofundador de Apple es un superviviente de cáncer de páncreas y su estado de salud y frecuentes cambios de peso han traído de cabeza a analistas e inversores en los últimos años.
Sus recientes cinco meses de baja médica han servido, al menos, para demostrar que Apple puede seguir funcionando con normalidad en ausencia de Jobs, pese a que el directivo está estrechamente vinculado a la imagen de la empresa.
En estos meses, la compañía actualizó su línea de portátiles, lanzó una nueva versión de su sistema operativo y sacó al mercado el último modelo del iPhone, más rápido y con vídeo.
El nuevo iPhone 3G S salió a la venta el pasado 19 de junio en varios países, entre ellos España, y Apple confirmó que ya ha vendido un millón de unidades del aparato.
Las acciones de Apple también reaccionaron con tranquilidad a estos meses de ausencia de Jobs, pese a que en el pasado solían caer en picado cada vez que se especulaba con los problemas de salud del directivo.
Los títulos del grupo tecnológico han subido nada menos que un 76 por ciento desde enero, cuando se anunció la baja médica de Jobs, y a las 18.00 GMT de hoy se cambiaban en el Nasdaq neoyorquino a 142,5 dólares, un 0,06 por ciento más que en la apertura.