Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El consejo de administración de Deoleo se redujo un 42% la remuneración en 2015

El consejo de administración de Deoleo se redujo un 42% la remuneración en el ejercicio 2015, hasta los 1,5 millones de euros, respecto a los 2,6 millones de euros percibidos en 2014, según ha informado la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
En concreto, el nuevo consejero delegado del fabricante de Carbonell y Koipesol, Manuel Arroyo, que recaló en el grupo aceitero en mayo del año pasado, cobró 713.000 euros del pasado ejercicio, de los cuales 533.000 euros pertenecen a la remuneración fija, mientras que 180.000 euros corresponden a la retribución variable a corto plazo.
Por su parte, Jaime Carbó, que fue consejero delegado de Deoleo desde enero de 2011 hasta el pasado 28 de mayo de 2015 y actualmente ejerce el mismo puesto en el Grupo Adveo, percibió 418.000 euros el pasado ejercicio, frente a los 2,4 millones de euros recibidos en 2014.
Carbó duplicó su sueldo en 2014 por un 'bonus' de 1,5 millones ligado a la entrada del fondo británico CVC en el capital de la compañía española.
Deoleo cerró el ejercicio 2015 con unas pérdidas de 61,3 millones de euros, un 17% inferiores que los 'números rojos' de 74 millones de euros del año anterior.
La cifra de ventas del fabricante de marcas de aceite como Carbonell, Hojiblanca y Koipesol ascendió en 2015 a 817,3 millones de euros, un 5,7% más que en 2014.
El resultado bruto de explotación (Ebitda) cayó un 56,3%, hasta los 35,6 millones, debido a la elevada volatilidad de los precios de las materias primas, lo que ha tenido un efecto negativo en las ventas, fundamentalmente en los mercados maduros, España e Italia.
La compañía explicó que esta situación del negocio en España ha llevado a la empresa a registrar en su balance un ajuste del valor de sus activos inmateriales de 33,9 millones de euros, que no tendrá efecto en caja, pero que ha afectado al resultado neto del ejercicio.
Respecto a la deuda financiera neta, ésta se ha situado en 524,9 millones de euros, prácticamente invariable respecto al trimestre anterior, a pesar del deterioro en el Ebidta durante este periodo.