Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El consorcio del AVE a la Meca cobra 100 millones de atrasos y prevé recibir el resto en breve

El consorcio de empresas españolas que construye el AVE a La Meca ha recibido un pago de 100 millones de euros de Arabia Saudí en concepto de las certificaciones de obra que tenía pendiente de pago.
El grupo contratista prevé recibir "próximamente" el resto de pagos con los importes pendientes, según confirmaron a Europa Press en fuentes próximas al consorcio.
En total, Arabia tenía pendiente de pagar al consorcio unos 200 millones de euros, según adelanta el diario 'Expansión' en su edición de este martes.
El abono del resto de las cantidades demoradas y aún pendientes dependen "del cumplimiento de trámites burocráticas y de procedimiento", según concretaron dichas fuentes.
Arabia Saudi procede a ponerse al corriente de pago con los contratistas del AVE a La Meca después de que este grupo de empresas remitiera recientemente una carta en la que "recordó" al Gobierno del país su compromisos de solventar las demoras.
Estos retrasos de los pagos constituyen uno de los asuntos que el grupo de empresas públicas y españolas que se adjudicó la construcción y posterior explotación del denominado 'AVE del Desierto' negocia con Arabia, junto con las modificaciones que se han realizado en el contrato original y los sobrecostes que está registrando el proyecto.
El grupo ya logró el pasado mes de mayo un plazo adicional de catorce meses para concluir la obra, en compensación por el retraso con el que las empresas españolas han recibido la plataforma de la línea, construida por un consorcio chino y sobre la que discurren los trabajos encomendados a España.
MODIFICACIONES DE CONTRATO.
El consorcio español y Arabia Saudí mantienen negociaciones para ajustar el contrato original con las modificaciones que se han realizado posteriormente, sobre todo los relacionados con la construcción de los talleres de los trenes y de algunas estaciones, y las condiciones en que Renfe operará la línea.
Según indicaron a Europa Press dichas fuentes, la relación del grupo español con las autoridades saudíes son buenas, y el nuevo ministro de Transportes del país "está muy contento" con la evolución de los trabajos, que visitó recientemente.
El consorcio que a finales de 2011 se adjudicó el AVE La Meca-Medina está compuesto por las empresas públicas Adif, Renfe e Ineco, y las privadas OHL, Cobra (ACS), Indra, Consultrans, Copasa, Dimetronic, Imathia, Inabensa y Talgo, además de las firmas saudíes Al Shoula y Al Rosan.
El proyecto, presupuestado en 6.700 millones de euros, contempla la construcción de la 'superestructura' (las vías y los sistemas de comunicación, electrificación y seguridad) de la línea de 450 kilómetros que unirá las dos ciudades santas, además de su posterior explotación.