Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El consorcio de Sacyr y el Canal de Panamá acercan posturas a partir de una propuesta de Zurich

Zurich, aseguradora del proyecto de ampliación del Canal de Panamá, ha presentado al consorcio encargado de la obra, liderado por Sacyr, y a la Autoridad gestora de la vía una propuesta para solventar el problema económico que sufre el proyecto sobre la que ambas partes tratan de acercar posturas.
La propuesta de la aseguradora pasa, por un lado, por lograr financiación externa para costear la continuidad de la obra ofreciendo como garantía el propio seguro de la obra.
Por otro lado, Zurich plantea eximir al consorcio de devolver a la Autoridad del Canal los anticipos recibidos hasta que no se resuelvan los arbitrajes planteados sobre los sobrecostes del proyecto, según informaron a Europa Press en fuentes próximas a la negociación.
Los anticipos que el consorcio ya ha recibido y que tendría que ir devolviendo en los próximos meses ascienden a 780 millones de dólares (unos 573 millones de euros).
En virtud de la propuesta de Zurich, las constructoras no tendrían que devolver estos adelantos hasta que no se resolvieran los procesos de arbitraje internacional abiertos sobre las reclamaciones por sobrecostes que ha planteado a la ACP, que ascienden a un total de 1.200 millones de euros.
Zurich planteó esta propuesta de inyección de liquidez al proyecto en la reunión mantenida en este martes en Panamá tanto con representantes de la Autoridad como del consorcio contratista. Los contactos, tanto a tres bandas como bilaterales, siguen abiertos, y en ellos se está tratando de acercar posturas.
SIN PARALIZACION DE LAS OBRAS.
La propuesta de solución de la firma aseguradora de la obra se presenta después de que este lunes las constructoras declinaran por el momento materializar su aviso de parar los trabajos y apostaran por buscar una solución negociada a la necesidad de financiación que requiere la culminación de la ampliación del Canal.
En esta línea, el consorcio incluso presentó una propuesta, que pasaba por cofinanciar los 100 millones de dólares (unos 73 millones de euros) que cuestan mensualmente las obras, hasta que se resolvieran la reclamaciones de sobrecostes.
La reunión entre las tres partes y la nueva propuesta de Zurich se registran además después de que la Comisión Europea aceptara mediar entre las partes del conflicto para facilitar la solución. Además de Sacyr, el consorcio lo integran la italiana Salini Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña Cusa.
En caso de que las partes convinieran a partir de esta propuesta se pondría fin al conflicto que surgió el pasado 1 de enero, cuando las empresas contratistas de la ampliación del Canal advirtieron de que pararían la obra este pasado 20 de enero si antes no se daba solución a sus problemas de liquidez.
Según argumentan, estos desajustes derivan del retraso de la ACP a la hora de atender las reclamaciones que plantean las empresa por los sobrecostes que están surgiendo en el proyectos, y que estiman en un total de 1.200 millones de euros.
La ampliación del Canal de Panamá mediante la construcción del tercer juego de esclusas, un proyecto de 2.300 millones de euros, está en construcción desde mediados de 2009. En la actualidad presenta un grado de ejecución del 70% y está previsto que finalice en el primer semestre de 2015, cuando duplicará la capacidad de tránsito de buques que presenta la actual vía transoceánica.