Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La construcción "agravará" su recesión en 2016 por la incertidumbre política y el déficit

La contratación de obra pública, en mínimos históricos
La construcción "agravará" este año su recesión por la coyuntura de incertidumbre política y la necesidad de ajustar el déficit público, con lo que la actividad del sector caerá entre un 15% y un 18% y encadenará su noveno año consecutivo de descenso.
Así lo indica un informe elaborado por la patronal de grandes constructoras, Seopan, que revela que la contratación de obra pública por las distintas administraciones registró un mínimo histórico en el primer trimestre del año.
A la interinidad del Gobierno, que impide emprender nuevos proyectos de infraestructuras, se suma el ajuste adicional del déficit público.
Según las constructoras, la reducción en 2.000 millones de la disponibilidad presupuestaria aprobada recientemente por el Ejecutivo en funciones tendrá un impacto de 721 millones en los presupuestos de los ministerios inversores, el de Fomento y el de Agricultura y Medio Ambiente.
Este impacto se traducirá en una caída del 5% en la inversión pública inicialmente programada en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2016, frente al aumento del 1,4% inicialmente estimado.
Por el momento, en el primer trimestre del año, la adjudicación de contratos de obras se desplomó un 52,7%. La caída fue no obstante más pronunciada en las comunidades autónomas (-64%) y en las administraciones locales (-73%) que en el Estado central (-31,8%).
Asimismo, también descendió la promoción de nuevas obras, dado que la licitación de proyectos descendió un 20% entre enero y marzo.
Estos descensos en la construcción de proyectos de ingeniería civil no podrá compensarse con el repunte que experimenta el sector de la edificación, que además "ralentizará" su recuperación y crecerá entre un 3% y un 6%.
IMPACTO EN EL EMPLEO.
Así, según el estudio de Seopan, la construcción agravará su contracción este año, dado que la caída prevista superará a la del 11% con que cerró 2015, cuando el empleo directo del sector descendió otro 8%.
De esta forma, la disminución de los puestos de trabajo en la actividad constructora doméstica acumula una contracción de 61% desde que en 2007 comenzó la crisis.
En contexto de continuo descenso del sector en el mercado doméstico ha llevado a varias grandes compañías constructoras a ajustar sus plantillas en España. En las últimas semanas, Sacyr y FCC acordaron sendos recortes de personal que afectaron a 327 y 610 trabajadores, respectivamente.