Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las constructoras piden 10.000 millones más al año para obra pública al nuevo Gobierno

Jaime Lamo de Espinosa advierte de que España sufrirá un "lucro cesante" si no se forma pronto nuevo Gobierno
Las constructoras de mediano tamaño integradas en la patronal Anci reclaman al nuevo Gobierno que destine entre 5.000 y 10.000 millones de euros más al año para inversión en obras públicas.
Para evitar que esta inversión adicional afecte a la consolidación fiscal, la patronal propone que no computen en déficit los proyectos incluidos en programas europeos de transportes y agua considerados prioritarios.
"España aún no ha acabado de construir todas las infraestructuras públicas que necesita", aseguró el presidente de Anci, Jaime Lamo de Espinosa, durante su intervención ante la asamblea general de la organización.
La patronal considera que "aún queda mucho por hacer" en materia de transportes, dotaciones hidráulicas y edificios públicos (hospitales, ambulatorios, colegios y juzgados).
Además, estima que España es uno de los países europeos que menos invierte en infraestructuras en relación con su PIB, con un ratio del 1,6%, frente a la media del 2% de los grandes países de la UE.
En cuanto a la financiación de las obras que considera España necesita, además de excluir del cálculo del déficit aquellas que la UE estima prioritarias, Anci propone impulsar inversiones al amparo del Plan Juncker. La patronal ve también margen para lograr recursos públicos "recortando severamente" los "yacimientos de gasto corriente improductivo" que presenta el sector público.
Las constructoras medianas recuerdan que un aumento de la inversión en obras contribuye a "reducir las cifras de paro, aumentar los trabajadores activos y los ingresos por cotizaciones, para paliar así contribuir al sistema de pensiones".
NECESIDAD DE GOBIERNO ESTABLE.
Asimismo, subraya que la mitad del ajuste realizado en los últimos años ha sido a costa de la inversión, una contracción que, además, "no se ha frenado", dado que la licitación de obra pública sigue cayendo a un ritmo del 20%.
En esta línea, Lamo de Espinosa advirtió del "lucro cesante" que se registraría en España en caso de que, tras las elecciones de este domingo, no se forme pronto un nuevo Gobierno.
"La economía española ha crecido un 3,2% en 2015 y se podría mantener a este ritmo si continúa con la actual senda de política económica y se forma un Gobierno estable pronto, pues de lo contrario produciría un notable 'lucro cesante'", señaló el presidente de Anci.
INTERNACIONALIZACIÓN.
En cuanto a las empresas que forman parte de esta patronal constructora, están sorteando la contracción de la obra pública que se registra en España gracias a su actividad en el exterior.
Las constructoras asociadas, entre las que figuran Aldesa, Azvi, Sando, Copisa, Assignia y Copasa, entre otras, lograron obras fuera de España por un importe de 3.200 millones de euros durante el pasado año.
De esta forma, en la actualidad suman una cartera de proyectos internacionales pendientes de ejecutar valorada en 16.000 millones de euros. "Pero este negocio en el exterior no es suficiente para salvar empleos y empresas", según advierte Lamo de Espinosa.