Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El consumo de bebidas espirituosas cae un 8% en 2013 y encadena una caída del 40,2% desde el inicio de crisis

La recaudación del Estado descendió un 3,9%
El consumo de bebidas espirituosas descendió un 8% en 2013, en un ejercicio en el que se comercializaron en torno a 202 millones de litros en España, según los datos presentados este jueves por la Federación Española de Bebidas Espirituosas (Febe), junto al ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete.
Se trata de un nuevo descenso en el consumo de las bebidas espirituosas que se traduce en una caída acumulada del sector del 40,2% desde el inicio de la crisis.
En concreto, este comportamiento se trasladó a la mayoría de categorías, donde el whisky fue la más afectada, con un descenso del 9,3%, seguida por el ron (-8,8%), los licores (-7,8%) y el vodka (-5,6%).
Al igual que en 2012, las dos excepciones fueron los crecimientos registrados por la ginebra, que ascendió el 5,9% y el tequila, con un 1,6%. En cuanto al consumo, el whisky siguió siendo la categoría con mayor cuota de mercado con un 27%, seguido del ron con un 17% y la ginebra con un 15%.
Por canales de distribución, fue el de la hostelería y restauración el que más acusó el descenso con una bajada del 8,2%, mientras que también cayó el consumo en el hogar, aunque en menor medida, retrocediendo un 2,6%.
Así el canal de hostelería y restauración representó el 79% del consumo total de bebidas espirituosas, porcentaje acorde al patrón de consumo en España, mayoritariamente de carácter social y ligado a la hostelería.
CAÍDA DE LA RECAUDACIÓN TRAS LA SUBIDA DE JUNIO
Por otro lado, a pesar de la subida del 10% registrada en junio sobre el impuesto especial aplicable a las bebidas espirituosas, el Estado recaudó 715 millones de euros por ese tributo, un 3,9% menos que en 2012, cuando recaudó 745 millones de euros.
El sector de bebidas espirituosas reitera que estos datos avalan lo que ya advirtió al Gobierno de "que una subida impositiva contribuiría a contraer el consumo y con ello lastraría la recaudación".
En materia de impuestos especiales, las bebidas espirituosas representan la categoría de bebida con contenido alcohólico que más contribuye a la Hacienda Pública, concretamente el 71% del total de impuestos sobre el alcohol.
En el aspecto positivo, destaca el buen comportamiento de las exportaciones, que ascendieron al 18% en 2013 y se superaron los 40 millones de litros de alcohol puro. Un 75% de estas exportaciones correspondió al brandy, cuyos principales países receptores son Filipinas, México y Estados Unidos, mientras que las importaciones se incrementaron en un 1,4%.
Durante la presentación del informe económico también se ha realizado balance en materia de responsabilidad social corporativa, destacando el mayor esfuerzo realizado por el sector a pesar de la crisis. La industria he invertido más de 25 millones de euros desde 2000 en actuaciones dirigidas a fomentar un consumo responsable de sus productos.