Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El consumo de cemento, en niveles de los años sesenta tras caer un 7,5% en mayo

Por el "paron de la obra pública", según la patronal cementera
El consumo de cemento cayó un 7,5% durante el pasado mes de mayo, hasta suponer 965.465 toneladas, el menor volumen registrado para este mes desde hace cincuenta años, desde 1965, según informó la patronal del sector Oficemen, que atribuye esta contracción a la "paralización de las obras publicas".
La industria cementera acumula así un descenso del 2,7% en el conjunto de los cinco primeros meses del año, cuando el sector de la construcción demandó 4,47 millones de toneladas de este material.
"La ausencia de medidas que fomenten la recuperación de la obra pública está castigando al sector cementero", denunció en un comunicado el director general de Oficemen, Aniceto Zaragoza, que considera que con este sector sucede lo contrario que con otros "que cuentan con más apoyo institucional".
"El consumo de cemento es hoy el más bajo desde el inicio de la serie histórica hace 25 años", señaló el directivo sobre este material de construcción, cuya evolución ha constituido siempre un referente sobre la evolución de la economía.
INFRAESTRUCTURAS PARA QUE FUNCIONE EL PAÍS.
Por ello, desde la patronal cementera reclaman "compatiblizar la reducción del déficit público con soluciones de crecimiento económico que no pasen únicamente por el adelgazamiento de la obra pública".
"Hablamos de servicios básicos, como son el mantenimiento de las carreteras y otras infraestructuras de transporte, de dotaciones para el abastecimiento y la depuración de las aguas, de hospitales, de colegios y de centros sociales", enumeró el director de Oficemen. "Se trata de infraestructuras sin las cuales nuestra sociedad no puede ni avanzar ni funcionar", concluyó.