Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cambio de modelo de contabilidad supondrá un alto coste para los bancos, según Banco de Crédito Cooperativo

La adaptación a la nueva normativa IFRS 9 y a la Cicular 4/2016, de 27 de abril, del Banco de España que modifican las normas de información financiera, los modelos de estados financieros y la central de Información de Riesgos, supondrá "un alto coste" para las entidades de crédito en un momento "duro".
Así se ha manifestado el subdirector general de Control Global de Riesgo del Banco de Crédito Cooperativo, Fernando J. Fernández, durante su intervención en la tercera edición del Foro Abierto de Valoración, donde ha avisado de las diferencias que pueden suponer las "disparidades en los calendarios de aplicación en los diferentes países de la Eurozona".
La nueva circular modifica, entre otros aspectos, la clasificación de las operaciones por riesgo de crédito, la estimación de provisiones mediante modelos de pérdida esperada y la contabilización de las coberturas.
El consultor del Fondo Monetario Internacional para la IFRS y profesor del CEF, José Alberto Toribio, ha indicado que la nueva norma es "un modelo complejo basado en un método relativo, en la comparación de riesgos" y ha añadido que será necesaria "la detección de pérdidas esperadas considerando las condiciones futuras, incluyendo las macroeconómicas", algo que tendrá una mejor valoración de riesgo.
Por su parte, el jefe de sección de la Dirección General de Micro Supervisión II en el Banco Central Europeo, Jacobo Varela Couceiro, ha apuntado que se realizará una revisión temática de la nueva normativa "para que se consiga una aplicación más consistente a lo largo de todos los bancos de la Eurozona en materia de provisiones, riesgos de crédito y calificación del riesgo".
Esta revisión se llevará a cabo una vez se complete la primera fase en la cual se encuentran inmersos y que "permitirá evaluar si se están cumpliendo las expectativas", ha destacado.
MEJORA LA EVALUACIÓN DE RIESGO DE LAS CARTERAS
Mientras, el inspector de Entidades de Crédito del Banco de España, Miguel Ángel López, ha resaltado que la nueva norma establece que "la actualización de la valoración debe ser realizada por una entidad de tasación reconocida por el Banco de España.
Del mismo modo, el secretario de la Asociación Española de Análisis de Valor, José Manuel Gómez de Miguel, ha reconocido que la incorporación del modelo de pérdida esperada "mejora la evaluación del riesgo de las carteras de las entidades bancarias", destacando que "más del 60% de las mismas se ven afectadas por el riesgo inmobiliario".
Desde el punto de vista jurídico, el socio del Área de Derecho Fiscal de Uría Menéndez, Rafael García Llaneza, ha comentado que "esta revisión responde a los cambios de paradigma desencadenados por la crisis de 2007 en las entidades de capital" y ha insistido en la necesidad de avanzar en las prácticas de Buen Gobierno corporativo.
Por último, el director general de ST Sociedad de Tasación, Juan Fernández-Aceytuno, ha explicado que la nueva circular es, sobre todo, "una oportunidad de aportar valor en la mejora de la gestión de las carteras de las entidades financieras".