Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La cooperación internacional en materia fiscal ha aflorado 85.000 millones desde 2008, según OCDE

Los esfuerzos internacionales encaminados a la construcción de un sistema fiscal más justo y eficaz, aumentando la transparencia y reduciendo las lagunas en materia fiscal, han permitido aflorar desde 2008 ingresos fiscales adicionales por importe de unos 85.000 millones de euros y que medio millón de personas hayan declarado sus activos 'offshore', según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).
"Estos esfuerzos están dando fruto", destaca el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, en su informe dirigido a los líderes del G20, que se reúnen este viernes y sábado en Hamburgo, donde señala que "500.000 personas han declarado sus activos 'offshore' y se han identificado alrededor de 85.000 millones de euros en ingresos fiscales adicionales".
Asimismo, el secretario general del OCDE ha subrayado que continúa la implementación de las medidas dirigidas a reducir la elusión fiscal por parte de las multinacionales bajo el proyecto BEPS, auspiciado por la OCDE y el G20 y dirigido a tratar de evitar la erosión de la baseimponible y el traslado de beneficios gracias a la existencia de lagunas o mecanismos no deseados entre los distintos sistemas impositivos nacionales de los que pueden servirse las empresas multinacionales.
De este modo, Gurría recuerda que actualmente son ya 101 países y jurisdicciones trabajando en pie de igualdad para establecer estándares y monitorizar su implementación bajo el marco establecido por la OCDE, que incluye un proceso de revisión por pares para valorar la puesta en marcha de los estándares mínimos del BEPS.
Hasta julio, más de 60 jurisdicciones activarán cerca de 2.000 convenios bilaterales para el intercambio automático de información bajo los estándares comunes de información (CRS por sus siglas en inglés).
"Los problemas fiscales han sido una prioridad del G20 desde su creación y 2017 es el año de implementación", dijo Gurría, subrayando que en un contexto de "reacción contra la globalización" es necesario cumplir una agenda de crecimiento inclusivo.
"El trabajo del G20 y de la OCDE para reparar y mejorar el sistema fiscal internacional de modo que todo el mundo pague lo que le corresponde sigue siendo una de las respuestas más importantes a estos problemas, así como una con un impacto concreto", añadió.