Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La cooperativa que compró el terreno de Gerencia de Urbanismo en Madrid vende un local alquilado a Mercadona

La cooperativa de viviendas EAI 310, que adquirió los terrenos donde se ubicaba la antigua Gerencia de Urbanismo, entre la calle Guatemala y Alfonso XIII, ha puesto a la venta un local comercial de más de 2.600 metros cuadrados.
Así aparece publicado en el pliego de condiciones formulado para el proceso de enajenación de la parcela, donde se indica que este local está arrendado desde noviembre de 2012 a la cadena de supermercados Mercadona.
Según la información facilitada a los cooperativistas, el precio base para recibir ofertas se fija en ocho millones de euros. Las ofertas para optar al local deberán presentarse antes del miércoles 20 de enero.
Además, la cooperativa expone que uso del local comercial objeto de enajenación "no podrá ser destinado en ningún caso a bares, discotecas, sexshop y establecimientos de hostelería tales como restaurantes o cafeterías".
El Ayuntamiento de Madrid vendió en la pasada legislatura por unos 64 millones de euros a dicha cooperativa los terrenos que ocupaba la antigua sede de Urbanismo, un terreno con más de 14.000 metros cuadrados donde Ferrovial ha construido 220 pisos con garaje y piscina y un local comercial que tendrá como inquilino a Mercadona. La sede de la Gerencia de Urbanismo se trasladó entonces al edificio Apot.
Según indica Domo Gestora en su web, se trata de un local "único en la zona y exclusivo por ubicación, dimensiones y dotación de plazas de garaje adscritas al mismo". La superficie comercial consta de 2.728 m2, distribuido en una sola planta. Además dispone de 4.279 m2 divididos en dos plantas sótano para plazas de aparcamiento.
La cooperativa está a punto de concluir la construcción de las 220 viviendas y está a la espera de obtener la licencia para la cédula de habitabilidad, que prevé obtener en marzo o abril. En el marco de esta operación, la cooperativa cedió unos terrenos al Ayuntamiento donde está prevista la instalación de un huerto urbano.