Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las cotizadas españolas repartirán unos 27.000 millones en dividendos en 2016, según Gesconsult

La gestora española de fondos aconseja a los inversores apostar por valores sostenibles y que abonen el dividendo en efectivo
Las empresas cotizadas españolas repartirán este año unos 27.000 millones de euros en concepto de dividendo, según las estimaciones de la gestora española de fondos Gesconsult, que en el actual contexto de volatilidad bursátil aconseja a los inversores apostar por valores sostenibles y que abonen el dividendo en efectivo.
Silvia Merino, analista de Renta Variable de Gesconsult, señala a este respecto que la actual política monetaria implementada por el Banco Central Europeo (BCE), con un entorno de tipos cero, y el actual escenario de volatilidad en las bolsas favorece la inversión en compañías que ofrecen elevada rentabilidad por dividendo a sus accionistas.
Además, ante las escasas oportunidades que actualmente ofrecen los mercados de renta fija, muchos son los inversores de perfil conservador o planes de pensiones que, en busca de alternativas que ofrezcan unos mayores retornos, eligen invertir en valores con elevado dividendo.
En 2015 varias fueron las empresas que retomaron el pago de dividendos (como Sacyr y Mediaset España) y otras confirmaron una subida sucesiva del mismo los próximos ejercicios (como Gas Natural, Endesa o Red Eléctrica). Estas previsiones se apoyan en la recuperación de beneficios empresariales esperada, que a su vez se basa en una ligera aceleración global del crecimiento, los bajos precios del crudo, un euro debilitado frente al dólar y unas condiciones, en general, favorables propiciadas por la política económica expansiva del BCE, destaca la analista.
En este contexto, Gesconsult recomienda elegir negocios con capacidad de generación de caja, para que la remuneración sea sostenible y que el pago sea en efectivo, y no en acciones. De la misma manera, la gestora se decanta por buscar oportunidades dentro de la bolsa española preferentemente, por ser la que mayor rentabilidad por dividendo ofrece (un 5,0%) frente al CAC francés (un 3,47%), el Dax alemán (un 3,06%), el EuroStoxx 50 (un 3,90%) o el S&P americano (un 2,34%).
TELEFÓNICA, ENDESA, MEDIASET, GAS NATURAL Y ENAGÁS
Si se centra el análisis en compañías del Ibex 35 que presentan balances sostenibles y en las que la gestora no ve peligrar la sostenibilidad de su dividendo, obviando aquellas que lo reparten en forma de 'scrip dividend', los valores favoritos para Gesconsult por rentabilidad por dividendo serían Telefónica, con una rentabilidad por dividendo del 8,11%, Endesa del 6,83%, Mediaset España del 5,82%, Gas Natural del 5,71% o Enagás del 5,39%.
En la bolsa europea destaca como sus favoritos por rentabilidad por dividendo las francesas Vivendi (del 7,44%), Engie (del 7,10%) y Total (del 6,24%); y las italianas Eni (del 6,29%) e Intesa SanPaolo, (del 6,60%).
Gesconsult considera clave, a la hora de escoger una compañía por rentabilidad por dividendo, analizar la sostenibilidad del mismo y su estabilidad en el tiempo. También cree importante analizar la fortaleza financiera de la empresa, la solidez en la generación de caja y su capacidad de mantener o incluso elevar las retribuciones en los próximos trimestres.
La gestora considera importante también valorar si la compañía reparte dividendo en efectivo o si lo hace en forma de 'scrip dividend' o dividendos flexibles, que consiste en entregar el dividendo en forma de acciones, para lo que la compañía realiza una ampliación de capital liberada con derecho de suscripción preferente.
A este respecto, recuerda que esta modalidad de 'scrip dividend' emergió entre las cotizadas sobre todo a raíz de la crisis acontecida los últimos años. Así, las empresas que se han acogido a este formato son casi todas compañías que han atravesado dificultades financieras y que han preferido conservar, al menos, este formato de retribución al accionista antes de tener que eliminar el pago de dividendo por completo, algo que sería mal acogido por el mercado y consecuentemente, les penalizaría. "Sin embargo, no podemos obviar que un proceso de descapitalización para mantener un dividendo no nos parece la mejor opción para el accionista", concluye.