Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El final de la crisis financiera dará lugar a un nuevo "equilibrio de poder", dice el FMI

El director general del FMI, Dominique Strauss-Kahn, explicó durante la inauguración de la XV edición del Foro Económico Internacional de las Américas que "después de la crisis, el mundo no será como era antes". EFE/Archivotelecinco.es
La grave crisis financiera que se desató en 2008 ha provocado que, una vez la economía mundial se recupere, aparecerá un nuevo "equilibrio del poder" entre naciones, afirmó hoy el director general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn.
Strauss-Kahn afirmó durante la apertura de la XV edición del Foro Económico Internacional de las Américas que se celebra en Montreal que "después de la crisis, el mundo no será como era antes".
"El equilibrio del poder será diferente. Habrá una nueva clase de equilibrio de poder entre naciones, (...) desde luego, el próximo mundo no será como el anterior", añadió.
No obstante, recalcó que uno de los aspectos más positivos de la crisis financiera del 2008 ha sido "el increíble" nivel de cooperaciones entre países.
El dirigente del FMI reiteró que las previsiones indican que la recuperación económica empezará en la primera mitad del 2010 pero advirtió que, para ello, los países tienen que poner en marcha las "políticas correctas" y que existe un gran "pero" en el horizonte.
Según Strauss-Kahn, el mayor problema que amenaza en estos momentos la recuperación económica es la "limpieza" del sistema financiero y la resistencia de los gobiernos a tomar las medidas necesarias por temor a las repercusiones de cara a la opinión pública.
"Políticamente es muy difícil pedir dinero para el sector financiero cuando ellos han sido el origen de la actual situación porque puede producir repercusiones políticas", afirmó.
Pero sin la absoluta depuración del sistema financiero, lo que implicará la inyección de miles de millones de dólares en fondos públicos, la recuperación está en peligro, alertó.
"Muchas pérdidas (en el sector financiero) todavía no han sido reveladas", afirmó para criticar a continuación la "lentitud" con que los países están procediendo a la limpieza de los sistemas financieros.
Posteriormente, durante una rueda de prensa, el director del FMI explicó que "lo que es importante es restaurar la confianza en el sistema y, para restaurar la confianza, se necesita revelar de forma absoluta todas las posibles pérdidas".
"No sólo las directamente vinculadas con la crisis original de las hipotecas basura sino también las pérdidas de la ralentización de la economía", agregó.
Strauss-Kahn lanzó otra advertencia, está vez sobre el peligro que pende sobre países en desarrollo que se enfrentan a problemas "de vida o muerte", como elevados índices de desempleo y pobreza, lo que amenaza su estabilidad civil.
El director del Fondo Monetario Internacional explicó que muchas de las cifras en los países más pobres "realmente dan miedo" y reflejan "que el drama es mucho mayor que en los países desarrollados".
Mientras el máximo responsables del FMI se centraba en la crisis económica, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, quien también participó en la apertura de la Conferencia de Montreal, dedicó su atención al aspecto político de otros cambios.
Insulza se refirió en concreto al cambio de dirección en Estados Unidos y a la mayor sintonía que existía entre el país norteamericano y Latinoamérica en general.
Según el político chileno, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, había señalado durante su campaña electoral que "la democracia no era puramente elecciones". "Tenemos más ideas en común ahora. Y estamos muy contentos", sostuvo.
"Tengo que reconocer que, en el caso de EE.UU., ha tenido la disposición de hacer algo que también anunció el presidente Obama cuando dijo en un discurso de política exterior: 'queremos hacer política con ustedes y no política para ustedes'", continuó.
El secretario general de la OEA añadió que ahora "la región es más autónoma, más independiente".
El Foro Económico Internacional de las Américas, también conocido como la Conferencia de Montreal, se desarrollará hasta el próximo jueves y en él intervendrán 150 personalidades internacionales del mundo de la política y la economía.
Hoy, además de Strauss-Kahn e Insulza participaron Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), y Robert B. Zoellick, presidente del Banco Mundial.
En los próximos días se espera la presencia de Madeleine Albright, ex secretaria de Estado de EE.UU., el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, y el presidente de Colombia, Álvaro Uribe.